Alimentos

Tipos de vinagre y sus características

vinagre

Esa botella de plástico o cristal que siempre acompaña el aceite, con esa sustancia que tanto se usa para aliñar ensaladas. El vinagre es un líquido que podemos encontrar en cualquier supermercado y como seguramente ya sabras no hay existe una única clase.

Existen diferentes tipos de vinagre, con sabores muy dispares y características también bastante diferentes. Aquí te vamos a presentar los más destacados y conocidos, aquellos que inundan la mayoría de cocinas, pero que también tienen algunos usos de lo más peculiares.

Si quieres aprender mucho sobre este acompañamiento para tus comidas, sigue leyendo. Acabarás descubriendo que hay algunos tipos que pueden servir incluso para desparasitar animales. ¿Sorprendido? Pues debes saber que esto solo acaba de comenzar. ¡Sigue leyendo!

¿Qué tipos de vinagre existen?

En realidad, existen muchos tipos de vinagre diferentes. Todo depende de la sustancia que se fermente, aunque siempre con alcohol de por medio, así como de determinados ingredientes que se añadan a posteriori. Podemos encontrar muchos diferentes, pero hay varios que son especialmente famosos y utilizados.

Desde el vinagre balsámico hasta el tradicional de manzana o incluso el de Jerez. Cada uno tienes unos fines diferentes, aunque la inmensa mayoría están orientados a la cocina y a su uso como ingrediente para salsas o para dar más sabor a cualquier plato. Fuertes en su mayoría debido al proceso de fermentación del que proceden, vamos a ver los más importantes a continuación.

Te dejamos con un listado con los tipos de vinagre más famosos que hay en la actualidad. Seguramente habrás usado o visto alguno en tiendas de alimentación, supermercados o incluso tu cocina:

  • Vinagre de manzana.
  • Vinagre de vino.
  • Vinagre de arroz.
  • Vinagre blanco.
  • Vinagre de Jerez.
  • Vinagre balsámico.

Por supuesto existen otros como el vinagre de frambuesa o incluso el de miel. Tipos hay de todas las clases, con sabores y propiedades muy distintas, pero estos son los mas llamativos por su composición, su sabor y sus beneficios. En definitiva, por sus características, como vamos a ver en el siguiente apartado.

¿Cuantas calorías tiene el vinagre?

El vinagre apenas tiene calorías. Alrededor de unas 18 por cada 100 ml, por lo que si te gusta puedes echarlo sin miedo a tus ensaladas o aliños.

Características de cada tipo de vinagre

Ahora que conoces los más destacables, vamos a ver cuáles son las características principales de cada tipo de vinagre, teniendo en cuenta los que hemos listado. Presta atención, porque es posible que te lleves alguna sorpresa.

Vinagre de manzana

Como su nombre indica, el vinagre de manzana proviene de la fermentación de manzana, con la peculiaridad de que se hace con ella introducida en sidra. De hecho, es por ese motivo por el que en algunas zonas se lo conoce como vinagre de sidra.

Uno de los más utilizados en las cocinas de Europa. Se usa para aderezar ensaladas y en vinagretas, no obstante, también puede utilizarse en materia de cuidado personal, realizando mascarillas para combatir el acné o las manchas solares, o para limpiar. En muchos hogares se usa para quitar malos olores o limpiar baños, y funciona realmente bien.

Vinagre de vino

Uno también muy usado en Europa, sobre todo en España. Su principal diferencia con respecto a otros vinagres es que no madura de la misma forma, ya que no pasa por esa fase. Se emplea sobre todo para realizar vinagretas en la cocina.

Por otra parte, como sucede con el de manzana, también puede usarse en limpieza o cuidado personal, aunque lo más sorprendente quizá sea su utilidad en la pintura. En efecto, puede usarse para hacer que la pintura agarre mejor en las paredes al aplicarse sobre estas antes de pasar el rulo o la brocha.

Vinagre de arroz

El vinagre de arroz es el único que verás que se emplea en la gastronomía nipona, usándose como sazón para verduras al vapor, entre otros tipos de platos tradicionales de Japón.

Tiene un sabor suave y, evidentemente, proviene de la fermentación del arroz. Se usa sobre todo en la cocina porque es muy saludable, de hecho, mejora las defensas y disminuye los síntomas del envejecimiento.

Vinagre blanco

Estamos ante otro de los más famosos de todo el mundo. El vinagre blanco se obtiene a través de la fermentación del alcohol puro, adquiriendo un sabor muy fuerte. De hecho, se vende diluido para suavizarlo.

Muy empleado como aderezo en la cocina, se usa mucho también en el hogar. Se puede emplear para limpiar mobiliario de baños, para eliminar restos de óxido o incluso para lavar ropa y devolverle fuerza a su color.

Vinagre de Jerez

El vinagre de Jerez se elabora, como podrás imaginar, fermentando vino de la región de Jerez. Tiene un sabor y aroma muy fuertes, y un color oscuro e intenso muy característico.

Se utiliza muchísimo en la gastronomía del sur de España, sirviendo tanto para postres como para aderezar multitud de platos. Existen diferentes tipos en función del tiempo de maduración por el que pasen, habiendo desde 6 meses hasta 10 años de lapso.

Vinagre balsámico

Probablemente no lo conozcas como vinagre balsámico, sino como vinagre de Módena. Se elabora fermentando uva azucarada durante entre 12 y 25 años, aunque en ocasiones llega hasta los 40. 

Es de los más caros que hay, con un sabor bastante fuerte y un color oscuro. Se usa en la cocina tanto para hacer postres como para vinagretas; aunque también tiene otros usos bastante peculiares. Sirve para acondicionar el cabello, como mascarilla facial e incluso para quitar pulgas a las mascotas o piojos a los niños.

Como te adelantábamos, el vinagre tiene muchas características bastante sorprendentes cuando comienzas a ahondar en los tipos que hay. Sus usos, en ocasiones, realmente inesperados.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.