Alimentos

Tirabeques: propiedades y un par de recetas

Para muchos amantes de la gastronomía, el gran tesoro asiático. Los tirabeques son una variedad de guisante que se cosecha incluso antes de que su fruto comience a formarse del todo. Un alimento que se ha extendido por parte de España y, sobre todo, por Asia, y que resulta bastante interesante por sus efectos positivos en el organismo.

Ideal para dietas saludables, vamos a contarte cuáles son las principales propiedades del tirabeque, así como repasar su composición y sus beneficios sobre el organismo. Además, si te has decidido a incluirlos en tu dieta, también te vamos a ayudar explicándote cómo cocinarlo y dándote algunas recetas de ejemplo.

Propiedades de los tirabeques

Los tirabeques, también conocidos como bisaltos, guisantes capuchinos o miracielos, son unas verduras que pertenecen a la familia de los guisantes y que se concentran en unas vainas de color verde. Su aspecto más diferenciador con respecto a las grandes protagonistas de su familia es que el tamaño de sus semillas es bastante más pequeño.

Sus necesidades climáticas hacen que sean propios de Asia y de la cuenca Mediterránea, plantándose y recolectándose durante el comienzo de la primavera. Su plantación y cosecha se desarrolla en temporadas muy cortas.

En cuanto a lo que son sus propiedades principales, hablamos de un alimento con un sabor que combina la dulzura con ligeros toques de amargor. Además de eso, destaca también su textura, que es bastante crujiente. Por ambos motivos es por lo que se recomienda consumir tirabeques siempre frescos, ya que, cuando no lo son, pierden el sabor y la vaina se endurece.

Estas pequeñas verduras son una especie de “bomba nutritiva”. A pesar de su reducido tamaño, tienen un alto contenido en vitaminas de tipo B, como también la C. Además de eso, contienen una gran cantidad de proteínas vegetales y de minerales como el potasio, el magnesio y el zinc. A todo esto hay que sumar, también, un buen índice de fibra.

Calorias de los Tirabeques

Su composición nutricional exacta es la que te dejamos a continuación. Estos son los componentes que encontramos en 100 gramos de guisantes capuchinos:

  • Calorías: 42 kcal.
  • Proteínas: 2,8 g.
  • Grasas: 0,2 g.
  • Fibra: 2,6 g.
  • Hidratos de carbono: 7,6 g.
  • Potasio: 200 mg.
  • Fósforo: 53 mg.
  • Calcio: 43 mg.
  • Sodio: 4 mg.
  • Vitamina A: 0,05 mg.
  • Vitamina B1: 0,2 mg.
  • Vitamina B2: 0,1 mg.
  • Vitamina B3: 0,6 mg.
  • Vitamina C: 60 mg.

¿Qué beneficios aportan los tirabeques?

Su composición ya da claras pistas de los beneficios que aporta el consumo de tirabeques o miracielos. Para empezar, tan solo hay que mirar que son bastante ricos en fibra, lo que es sinónimo de regulación de los niveles de colesterol, reduciendo el malo o LDL y aumentando el índice del bueno o HDL.

Por otra parte, uno de sus principales beneficios es su ayuda a la hora de regular el sueño. Es un alimento rico en vitaminas del grupo B, sobre todo en B3 y B1. Esta última muy influyente en todo lo relacionado con los ciclos circadianos, como sucede con la tiamina también presente en esta verdura.

Más allá de eso, también es un alimento genial para controlar el azúcar en sangre. Además de eso, también funciona como “combustible” para personas que normalmente se encuentran muy fatigadas o con continuos síntomas de cansancio debido a su composición mineral y a su porcentaje de oligoelementos.

Por todo esto es por lo que es tan recomendable introducir a los tirabeques en la dieta. Ahora la cuestión es saber cómo hacerlo, y para eso nos vamos a encargar de ver cuáles son las recetas más adecuadas con este alimento. Además de aprenderlo todo sobre los bisaltos, no está de más saber cómo aprovecharlos en la cocina.

Las mejores recetas con tirabeques

Antes de ojear algunas recetas con tirabeques, es bueno que sepas algunas cosas sobre su preparación. Estos pequeños guisantes pueden prepararse de tres formas diferentes: servidos en agua caliente, salteados o al vapor. Sea cual sea la opción escogida, es importante saber también que nunca hay que excederse con la cocción, ya que eso hace que dejen de ser tan crujientes y se pierda uno de los grandes alicientes de su consumo.

A la hora de saltearlos, es una buena idea cocerlos directamente con los demás ingredientes o pasarlos por agua previamente para hervirlos un poco antes. Si se hace esto último parte de su sabor amargo se reduce, como también su capacidad para crujir. Es importante, por cierto, usar agua fría para cortar la cocción rápidamente.

Un último punto, pero bastante importante, tiene que ver con la preparación previa. A ambos lados de esta hay unos hilos o pelos que se deben retirar manualmente ya que, de lo contrario, se harán una bola en la boca que puede resultar bastante incómoda. Es lo primero que se debe hacer antes de prepararlos de cualquier forma.

Sabiendo esto, vamos a ver algunos platos interesantes con este alimento tan peculiar y nutritivo:

Tirabeques salteados con huevo pochado

Para hacer este plato necesitas tener los siguientes ingredientes (para 2 comensales):

  • 500 gramos de tirabeques o miracielos.
  • 4 huevos.
  • 1 diente de ajo.
  • ¼ de vaso de vino blanco.
  • 50 gramos de bacon en taquitos o jamón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Cuando tengas reunidos los ingredientes, pela los tirabeques y apártalos. Dora los ajos en un chorro de aceite con la sartén y echa el jamón o el bacon para que se haga. Cuando hayan perdido algo de grasa, añade los tirabeques moviendo constantemente hasta que su color se intensifique. Después, añade la sal y el vino blanco y deja evaporar a fuego fuerte.

Ahora, forra un vaso con film transparente y coloca un huevo dentro. Cierra el saquito con un alambre y échalo todo a cocer durante unos 4 minutos en agua hirviendo. Repite con todos los huevos a emplear y, finalmente, sirve repartiendo los guisantes capuchinos en el plato y añadiendo los huevos encima. Salpimenta al gusto para terminar.

Ensalada de patata violeta, caballa y tirabeques

Para empezar, repasamos los ingredientes para 2 personas:

  • 10 tirabeques.
  • 150-200 gramos de patata violeta.
  • 100 gramos de caballa en aceite de oliva.
  • 30 gramos de maíz dulce.
  • pimienta negra molida.
  • sal.
  • aceite de oliva.

También necesitarás hacer una salsa con estos ingredientes:

  • 100 gramos de queso fresco batido.
  • 1 cucharada pequeña de pimienta de Jamaica.
  • 10 gramos de cebollino fresco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Pela las patatas y ponlas a cocer en agua hirviendo con una pizca de sal hasta que estén bien blandas. Una vez terminen, enfría con agua fría directamente si prefieres una ensalada fresca.

Ahora, usa otro cazo para cocer los tirabeques con otro poco de sal. Recuerda retirar los hilillos que tienen y echarlos solo cuando el agua esté hirviendo. Tan solo tendrás que dejarlos un par de minutos para, después, enfriar y cortar en juliana.

Ahora, prepara la salsa picando cebollino en un bol tras haber vertido el queso fresco en él. Añade la pimienta de Jamaica, un chorro de aceite y sal al gusto. Mezcla continuamente y prueba por si hay que rectificar algún ingrediente.

Por último, escurre la caballa y el maíz y prepara para emplatarlo todo.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.