Consejos

Como recuperar la regla: amenorrea hipotalámica

recuperar la regla

Se trata de algo muy habitual es mujeres muy autoexigentes en la vida, en el deporte, con poco apetito o con trastornos en la conducta alimentaria, la buena noticia es que a pesar de ser una consecuencia seria puede revertirse en un alto porcentaje de casos con ciertos cambios. Siendo simplistas, pero realistas podemos resumirlos en descanso y buena alimentación en la mayor parte de los casos.

Tener la menstruación en toda mujer en edad fértil (entre los 14 a los 50 años apróximadamente) es uno de los indicadores más primarios de la salud femenina, si no aparece es porque algo está fallando en tu cuerpo y tienes que solucionarlo cuanto antes para poder estar en plenitud, no dejes nunca que pasen más de 6 meses sin consultarlo ¡aprender a escuchar a tu cuerpo es lo más preciado que puedes hacer por tu salud!

Si tu menstruación ha desaparecido, y no es debido a la menopausia, es importante que acudas a un profesional para que te valore más en profundidad idealmente con una analítica para comprobar tus valores de LH y estrógeno que suelen estar reducidos y poder descartar síndrome de ovarios poliquísticos, endometriosis u otras causas. Hay que ponerse manos a la obra para que tus hormonas puedan volver a funcionar cíclicamente cuanto antes.

Si sometes a tu cuerpo a altas dosis de exigencia como trabajo excesivo, mucho ejercicio fundamentalmente cardiovascular, dietas muy justas en calorías, algún impacto vital importante o descanso insuficiente,… al final tu organismo se pone en estado de alerta y se acaba resintiendo, es importante que dejes un espacio para que tu cuerpo- mente se reestablezcan y alcancen su homeostasis diariamente.

La amenorrea hipotalámica ocurre cuando el hipotálamo deja de producir o reduce la liberación de hormonas gonadotropinas (GnRG), la hormona que empieza el ciclo menstrual, en esto es importante también evitar las comparaciones ya que debemos ser conscientes que cada mujer tiene una constitución y un eje hormonal diferente a partir del cual se resentirá.

Trata de no vivir fuera de tu zona de confort constantemente, el cuerpo de la mujer se siente cómodo en un porcentaje graso mayor que el hombre entorno al 18- 29%, no hay que estar en lucha constante con la vida ni con el peso, trata de quererte siempre independientemente de tu peso y conseguir tu mejor versión desde tu propio respeto y cuidados realistas, no excesivos.

Muchas mujeres creen que es saludable comer poco y sus dietas pueden rondar las 1700 calorías de manera constante durante años (o incluso menos), esto si eres una mujer activa con trabajo o niños que hace algo de deporte se queda insuficiente o si eres una chica joven que estudia y necesita un alto rendimiento cognitivo tampoco tiene ningún sentido, tu cuerpo es probable que active sus alertas de emergencia y empiece a reducir sus funciones más naturales.

Para revertir estas situaciones es fundamental cambiar tus hábitos dietéticos y sí, vas a tener que empezar a comer más y mejor. Lo ideal es que alcances un peso saludable y te sitúes por encima de las 2000 calorías donde exista una eficiencia energética, ¡nunca te quedes con hambre, trata de olvidarte del peso y de contar calorías durante una temporada!

La forma de que el hipotálamo vuelva a liberar hormonas gonadotropinas y se vuelva a reestablecer el ciclo menstrual es que tu cuerpo piense que ya no estás en un entorno desfavorable, para ello deberás reducir tus niveles de estrés, deberás parar el ejercicio cardiovascular, ingerir una dieta bien equilibrada en micronutrientes y macronutrientes, en especial atención a la ingesta de buenas fuentes de proteínas, aumentar los hidratos de carbono y las grasas. Las grasas son las responsables del bienestar hormonal siendo ideales el aceite de oliva virgen extra, frutos secos, aguacate, semillas, aceite de coco, huevos etc, cuya ingesta no deberá ser inferior al 1,5 gramos por kilo de peso. Esto a rasgos generales pero lo necesario para recuperar tu salud menstrual -con toda la salud que ello conlleva- es adaptar una dieta pautada pero flexible a tus circunstancias y subir algo de peso o grasa en caso de necesitarlo.

La idea extendida en la sociedad de que un cuerpo delgado es sinónimo de éxito o que estar delgado es estar sano es errónea, lo sano es tener un cuerpo fuerte y saludable acorde a tu complexión. Si de verdad quieres recuperarte y evitar que el problema se agrave con consecuencias crónicas o irreversibles ¡haz cambios ya!

Subir de peso de manera voluntaria no significa que estés perdiendo tu disciplina, en realidad se requiere mucho más control mental para comer más a propósito, deberás reconectarte contigo misma (empezar a escuchar a tu apetito que es otro indicador primario de salud y de lucha por la supervivencia) y dejar de luchar contra tu mente, descansar, evitar pensamientos negativos y rumiaciones, siendo consciente de la importancia de una alimentación correcta y del propio bienestar físico- mental para poder vivir mejor y ser más longevo.

¡Aunque en algunas mujeres pueda ser muy duro comer más y aumentar de peso los beneficios valdrán la pena!

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.