Nutricionista deportivo

A medida que la población se interesa cada vez más en el deporte, y en optimizar su rendimiento y calidad de vida, la demanda de nutricionistas deportivos ha aumentado.

Pero ¿qué es exactamente un nutricionista deportivo? y ¿cuál es el papel de estos profesionales altamente capacitados? Vamos a verlo.

¿Qué es un nutricionista deportivo?

Los dietistas y nutricionistas generalmente trabajan con personas con problemas de peso, de salud, sedentarias o poco activas físicamente, enseñándolas a comer sano y a mantener su peso o a perderlo de una manera segura. Buscan mejorar la salud de sus pacientes a través de la dieta -como principal objetivo- además de intentar establecer una alimentación saludable como hábito cotidiano.

La nutrición clínica y la deportiva aunque tienen bases comunes tienen dos contextos totalmente diferentes y ambos hacen un abordaje nutricional diferente de las personas que demandan sus servicios.

Los nutricionistas deportivos trabajan con personas muy activas físicamente o medianamente activas diseñando planes dietéticos que aumenten específicamente su rendimiento o resistencia, ayudándoles a definir o afinarse (en caso de competiciones de élite más allá de lo saludable), mejorar su composición corporal, evitar lesiones, reparar los músculos y tendones después de un entrenamiento extenuante, mediante la nutrición ajustada a su demanda energética y la suplementación (cuando sea precisa).

El objetivo de la nutrición deportiva será diferente según el nivel del deportista, en un deportista de élite el objetivo principal será mejorar su rendimiento y aunque para conseguir ese pico de forma es necesaria una adaptación constante de la alimentación para ajustarla a los entrenos, respuesta, gustos y anatomía del atleta, los deportistas de élite y otros competidores muchas veces ponen sus cuerpos a límites más allá de lo saludable.

En un amante del deporte que busque mejorar su composición corporal o aumentar su estado de forma o sus marcas personales, dejarse asesorar por un nutricionista deportivo le ayudará a hilar más fino en su alimentación, le ayudará a exprimir su máximo potencial en el deporte sin poner en juego su salud, a cubrir sus requerimientos energéticos así como a reponer las vitaminas y minerales, a tener más ilusión y puede ser el soporte que necesite para conseguir ciertas metas que individualmente jamás podría haber alcanzado.

Como profesionales de la nutrición deportiva, enseñamos a deportistas profesionales, ironmans, maratonianos, runners en general, culturistas o amigos del fitness y otros entusiastas del deporte a alcanzar sus objetivos individualizados, adaptándonos a sus contextos para optimizar su rendimiento en la competición, en el campo o el gimnasio, mientras mejoran su salud y logran sus metas con la nutrición.

Este tipo de nutrición requiere una gran planificación, con salidas y entrenos muy controlados, de forma que el plan dietético se realice progresivamente para llegar a estar al 100%, requiriendo tomar suplementación de forma responsable y consciente que previamente se habrá ido adaptando a la respuesta del deportista.

Un apunte: los expertos en alimentación y nutrición no son necesariamente expertos en nutrición deportiva.

¿En qué puede ayudar un nutricionista deportivo?

Un especialista en nutrición deportiva evalúa el estilo de vida de sus clientes, para identificar sus objetivos y crear un plan con el que puedan alcanzarlos.

Generalmente trabajamos con deportistas profesionales o noveles, deportistas de competición, hemos tocado tanto la categoría ironman, como maratones, medias- maratones, carreras de 10 km o de 5 km así como el mundo del fitness o entusiastas del deporte para ayudarles a diseñar su plan de nutrición personalizado con la suplementación precisa (de ser necesaria), que les ayudará a aumentar su resistencia, y a comprender los efectos que los alimentos tienen en el cuerpo.

El propósito de este plan de nutrición también es ayudarlos a recuperarse lo más rápido posible después de un entrenamiento o competición.

Para crear un plan de nutrición eficaz, el nutricionista deportivo debe observar en primer lugar un día normal en la vida del deportista. Le hará un cuestionario sobre su estilo de vida, observará sus hábitos alimenticios, su posible mejora en la composición corporal, se familiarizará con su horario de entrenamiento y le preguntará sobre los suplementos o medicamentos que toma, antes de crear un programa personalizado.

Un nutricionista respetable hará saber a su cliente qué metas son alcanzables y cuáles están fuera de su alcance.

El trabajo del nutricionista deportivo también es crear un plan nutricional que sea médicamente seguro. Para ello, deben conocer no sólo qué tipos y cantidades de alimentos y líquidos debe consumir el deportista, sino también los nutrientes, vitaminas y minerales que son más importantes para un deporte determinado.

El nutricionista deportivo debe desarrollar regímenes alimenticios para los deportistas que equilibren adecuadamente la ingesta de sustancias tales como hidratos de carbono, proteínas y grasas.

La nutrición es de vital importancia para los deportistas en los deportes de fuerza y en los deportes de resistencia, así como para competidores que quieran alcanzar su máximo nivel, todo se debe medir meticulosamente.

Entonces ¿Es realmente necesaria esta figura? Sí. La nutrición deportiva es un arte y una ciencia. Invertir en un nutricionista deportivo de calidad tiene la ventaja de tener un planning personalizado, tanto de nutrición como de suplementación. Esto repercute en tu salud y rendimiento, a corto y largo plazo.

¿Cómo encontrar un buen nutricionista deportivo?

No es fácil, ya que como en todos los sectores, hay mucho vende humos. Si quieres encontrar el mejor nutricionista deportivo, debes buscar estas cualidades.

Que tenga una formación adecuada

El nutricionista deportivo debe tener algún tipo de formación, ya sea un Técnico Superior en Dietetica o un Grado/Diplomatura en Nutrición y Dietética, que lo certifique como dietista-nutricionista. Pero esta formación no le va a dotar del conocimiento que necesita para trabajar individualmente con un deportista o entender los desafíos del mundo real a los que se enfrentan los deportistas.

La investigación es obviamente muy importante, pero hay muchos factores en la investigación que no se traducen en problemas del mundo real. El conocimiento es poder, pero ser capaz de aplicar el conocimiento es aún más poderoso. De ahí se desprende el siguiente requisito: la experiencia.

Experiencia: Profesional y Atlética

Sólo porque un nutricionista deportivo trabaje con deportistas profesionales, o como nutricionista de un equipo profesional, no significa necesariamente que sea bueno, y viceversa.

Entender y aplicar la nutrición para el ejercicio es muy diferente de entender y aplicar la nutrición para el rendimiento deportivo.

Estar en forma y hacer yoga, pilates o spinning es una cosa, y competir en un deporte es otra cosa. ¿Cuántos nutricionistas son deportistas de competición y/o están entrenando actualmente como deportista de competición? Esto es importante porque necesitan ser capaces de entender por qué los deportistas hacen ciertas cosas cuando se trata de nutrición. Esto se llama empatía.

El enfoque nutricional que tienen

Por ejemplo, ¿cuál es su forma de repartir los nutrientes? ¿utiliza un plan de comidas? ¿la implementación de una alimentación basada en vegetales?, ¿está a favor o en contra de los suplementos? ¿realiza análisis de sangre periódicamente?, etc.

El hecho de que un deportista tenga abdominales, no significa que esté sano. El objetivo es optimizar el estado nutricional.

Los consejos no deben ser generales, deben ser específicos para cada deportista. La ciencia de la nutrición deportiva aplicada, proporciona una programación nutricional más personalizada y sólida.

Su estrategia de aceptación

El valor del nutricionista más inteligente del mundo es mínimo si no puede hacer que sus deportistas hagan un cambio en su comportamiento y estilo de vida.

¿Por qué algunos deportistas no escuchan los consejos de un nutricionista, y de un entrenador sí? La respuesta es la estrategia de aceptación. Esto comienza estando presente tanto como sea posible, estableciendo una buena relación (por ejemplo, manteniendo conversaciones que no son sobre nutrición) y, en última instancia, ganando su confianza.

No importa lo que sepas; importa lo que puedas conseguir que el deportista haga.

Su nivel de compromiso

Es el aspecto más valioso y subestimado o pasado por alto. Es la voluntad de ir más allá por el deportista, hasta el punto de dar de su tiempo a su cliente. Esto puede revelar mucho, incluyendo cuánto ama su trabajo.

Para causar un impacto y marcar una diferencia en la vida de alguien, no necesitas ser famoso, inteligente, rico o perfecto. Sólo tienes que dedicarle tiempo.

Un gran nutricionista no es un precio que se paga, sino un valor que se recibe. La nutrición construye deportistas que desafían la edad, para que puedan impulsar su carrera y éxito en su deporte, salud y longevidad.

Si eliges al nutricionista adecuado desde el principio, los beneficios serán: un mejor plan para la salud y el rendimiento, una mayor longevidad en el deporte, y/o, si eres un deportista profesional, posiblemente salvar o prolongar la vida de tu carrera.

Como todos sabemos, en el deporte no se trata de hacer lo que es más fácil. Se trata de hacer lo que es mejor.