Consejos

Falta de vitamina B12: consecuencias

falta vitamina b12

La vitamina B12 es un micronutriente fundamental para el buen funcionamiento del organismo, en especial del sistema nervioso, de nuestro estado de ánimo y nada menos que del cerebro.

Su aporte se hace fundamentalmente a través de la dieta, comiendo alimentos de origen animal, en el caso de las personas que siguen una dieta omnivora, como la dieta mediterránea. Sus fuentes principales son carne, pescado, huevos y lácteos.

La deficiencia de B-12 no es muy común, se cree que puede afectar entre el 1 al 15% de las personas. De hecho el mayor inconveniente con la B12 le presentan los veganos o vegetarianos que se olvidan de tomar el suplemento.

Las personas de riesgo las encontramos también en la tercera edad, personas que sufren la enfermedad de Crohn, personas celiacas o que toman demasiados antiácidos, pacientes de cirugías en el estómago, etc.

En las dietas veganas es fundamental suplementarse para que esta vitamina se mantenga en los niveles adecuados (aunque poco a poco cada vez hay más cereales fortificados, leches vegetales, panes o levaduras nutricionales que son fuentes veganas de B-12).

La realidad es que el cuerpo humano no es capaz de crear vitamina B-12 por sí mismo, por lo que las personas debemos obtener este nutriente con los alimentos que consumimos o bien a través de un suplemento nutricional, tabletas sublinguales o inyecciones.

Dosis diaria recomendada vitamina B12

Es más, el cuerpo no puede almacenar la vitamina B-12. Se trata de una vitamina soluble en agua por lo que su aporte debe ser regular y la necesidad en adultos es de unos 2,4 microgramos (mcg) cada día.

Su necesidad es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo, producir ADN, glóbulos rojos y ayudar a mantener el sistema nervioso en equilibrio.

La vitamina B-12 tiene un papel crucial en la producción de células sanguíneas, de hecho la mayor parte de las consecuencias de la deficiencia de B-12 ocurren por la falta de glóbulos rojos sanos. Nuestro cuerpo necesita una regeneración constante de estas células para oxigenarse y que todos los órganos puedan funcionar correctamente.

Una carencia de vitamina B-12 puede acabar perjudicando seriamente la salud y conllevar problemas no sólo físicos, también psicológicos. Este es un de los típicos errores de los veganos. Inicialmente su deficiencia comparte muchos síntomas con otros deficits por lo que puede ser complicado un diagnóstico inicial.

Estar atento a los signos puede ayudarte a tomar conciencia de la carencia y buscar revertirlo cuanto antes.

Sintomas falta Vitamina B12

Pero, ¿qué ocurre si falta vitamina B12? A continuación vamos a explorar los signos de la deficiencia de vitamina B-12. Unos que, como verás, son bastante serios y si no se tratan puede perjudicar el sistema nervioso de manera duradera.

  1. Puedes comenzar a sentir hormigueo en manos o pies (como si fuesen alfileres) que se trata en realidad de un problema en la conducción nerviosa en los nervios periféricos.
  2. Si se sigue prolongando la carencia de B-12 el daño a los nervios periféricos puede ir empeorando y acarrear problemas de movilidad, tales como no poder caminar sin apoyo o experimentar menores reflejos o debilidad muscular.
  3. Experimentar palidez también puede ser un síntoma al no poder producir suficientes glóbulos rojos (que son los que circulan debajo de la piel y le dan su tono normal).
  4. También se puede experimentar ictericia o anemia megaloblástica que es un tipo de anemia que debilita los glóbulos rojos y por ende puede ocasionar fatiga o debilitamiento.
  5. Incremento del ritmo cardiaco así como falta de aliento al tener una cantidad reducida de glóbulos rojos, el corazón tendrá que realizar un sobreesfuerzo para que circule el oxígeno suficiente por todo el cuerpo y todos los órganos puedan funcionar.
  6. Deterioro cognitivo, la deficiencia de B-12 puede acarrear problemas para pensar, razonar, pérdida de memoria incluso hay estudios que relacionan su carencia con mayor riesgo de desarrollar alzheimer, parkinson o problemas vasculares.
  7. Depresión e irritabilidad, se necesitan más estudios que hablan de la relación de la vitamina B-12 con su ayuda a descomponer la homocisteina, una sustancia que afecta a la salud mental.
  8. Náuseas, vómitos, diarrea, disminución del apetito, pérdida de peso. Se puede entrar en un círculo vicioso en el que los problemas digestivos acaben acarreando pérdida de peso y disminución del apetito. Al no llegar suficiente oxígeno al intestino no se asimilan nutrientes y la persona puede empezar a sentirse letárgica y enferma.

Consecuencias de la deficiencia de B-12

Anemia

La anemia es una dolencia que afecta a todas aquellas personas que registran unos índices extremadamente bajos de vitamina B12. Se trata de una gran falta de glóbulos rojos en forma dentro de la sangre, lo que a su vez provoca que las células aumenten de tamaño considerablemente.

Que se denomine anemia perniciosa es porque, en la antigüedad, era una enfermedad letal, de la que muy pocas personas se salvaban. Esta vitamina es la que se encarga de que estos glóbulos se formen adecuadamente, por lo que su ausencia se traduce en una falta de glóbulos que acaba desencadenando este importante problema de salud.

Enfermedades cardiovasculares

El ácido fólico y la vitamina B12 son los principales responsables de hacer que la homocisteína se descomponga en el organismo. Si esta no se descompone y comienza a aumentar y estar más presente en nuestro cuerpo, es mucho más fácil que aparezca algún problema cardiovascular.

La presencia de esta vitamina es tan importante que, en personas mayores de 65 años, se recomienda que consuman cualquier suplemento vitamínico que aumente el índice de B12 en su organismo para prevenir la presencia de enfermedades del corazón.

Trastornos de sueño

Dentro de nuestro organismo hay una hormona que es conocida como la hormona del sueño. Se trata de la melatonina, un componente esencial para hacer que nuestro cuerpo nos vaya llevando al estado adecuado para dormir, pero que, con el paso del tiempo, va disminuyendo considerablemente en cantidad.

La vitamina B12 es una de las principales responsables de hacer que esta hormona se genere, por lo que una ausencia de esta hará que la cantidad de melatonina sea bastante menor y que, por tanto, nos sea más difícil conciliar el sueño o que, además, la calidad de esta sea mucho menor.

Depresión

Vamos a repetir nombres, pero es que su papel es muy importante en todo el conjunto de nuestro cuerpo. El ácido fólico y la vitamina B12 son los que se encargan no solo de cuidar nuestro corazón, sino también de hacer que se sintetice la SAMe, un componente esencial a la hora de que nuestro organismo produzca neurotransmisores.

Si falta B12, no es posible realizar esta síntesis y, por lo tanto, tampoco es posible que se produzcan los neurotransmisores que necesitamos. Dicho de otro modo, es más fácil que padezcamos depresión, dado que nuestro cerebro no tiene lo necesario para controlar esto.

Debilidad muscular

La vitamina B12, a la que recordamos que también se puede llamar cobalamina, es indispensable para poder realizar la síntesis de proteínas y también para nuestro metabolismo. Vamos a centrarnos en lo primero, ya que las proteínas son el principal combustible de nuestra musculatura.

La falta de B12 puede hacer que sintamos cierta debilidad muscular, incluso que aparezcan calambres, temblores o espasmos. En el caso de que se den episodios en los que surja cualquiera de estos, es sumamente importante realizar un aporte de esta vitamina a través de suplementos para poder regular el funcionamiento de los músculos.

Todo esto es lo que hace que esta vitamina perteneciente al grupo B sea tan importante para nuestro organismo; pero lo cierto es que hay más razones que llevan a requerir su presencia. Las personas celíacas tienen un bajo índice de B12, como también aquellas que padecen demencia o incluso Alzhéimer.

En definitiva, no hay que descuidar sus niveles por nada del mundo, y hay que asegurarse de que esté presente en nuestro organismo a través de nuestra alimentación, o al menos con los suplementos adecuados.

¡Cuida tus hábitos de vida y tu correcta alimentación!

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.