Alimentos

Espirulina: Propiedades y beneficios

espirulina

La espirulina es un alga también denominada chlorella que se consume habitualmente en forma de suplemento nutricional, siendo considerada un superalimento por todas sus propiedades y beneficios tan variados que tiene.

Al ser un alga contiene una gran cantidad de clorofila, lo que le da su característico color verde, y un tono un poco azul a causa de la ficocianina que también contiene.

La recomendación validada por los médicos de la Organización Mundial de la Salud es que se consuman entre 4 y 6 comprimidos de espirulina cada día. Los comprimidos comunes son de 500 mg, si se obtienen capsulas de menor cantidad se debe adaptar la ingesta para llegar a 500 mg por día. También se puede consumir directamente en su forma de polvo desecado, añadiéndolo a recetas para aprovechar su intenso sabor a mar.

formas tomar espirulina

Es recomendable que los comprimidos se mantengan en refrigeración, ya que de lo contrario podrían no conservarse de la manera correcta y perder algunas propiedades.

Algo que ha hecho muy recomendable la espirulina es que requiere muy pocos recursos para su cultivo. Para cada kilo de la proteína de espirulina se necesita apenas el 2% de lo que se requiere para un kilo de proteína de ternera.

Para que logres comprender por completo la enorme virtud que representa la espirulina, te hemos preparado una lista de las propiedades y beneficios que éstos causan, para que puedan incluir un comprimido en tu dieta diaria, y empezar a ver los cambios tan beneficiosos que trae consigo su consumo.

Propiedades y Beneficios de la espirulina

Las capacidades potenciales que tiene la espirulina la han hecho que su uso ideal sea como suplemento nutricional en todo el mundo. Esto desde su aceptación por las entidades y organizaciones de salud en 1974, lo que desató una elevación enorme en su consumo.

Las propiedades y beneficios de la espirulina son realmente muchos y muy variados, por lo que es necesario conocerlos a detalle para saber cómo y cuándo usarla dependiendo del tipo de situación en la que se encuentre la persona.

  • Fortalece los músculos: Dentro de los beneficios que tiene consumir espirulina de forma habitual, está tener un nivel de fortaleza muscular alto, que genera más vitalidad y ánimo en las personas de forma orgánica. La resistencia y capacidad de curación mejora sustancialmente a la vez que baja la presión arterial.
  • Rica en proteína completa: En cuanto a proteínas completas la espirulina está al nivel de la carne roja y la soja, pero sin tener las complicaciones de digestión de estas, aparte de tener un origen vegetal y ser por tanto apta para veganos. La espirulina tiene los 9 aminoácidos que resultan necesarios para el organismo, y que no se pueden producir por sí solos, todo en un solo alimento. Gracias a esto se le denominó como superalimento.
  • Mejora la salud de las uñas, piel y cabello: Gracias a que contiene Biotina, también conocida como Vitamina H, consumir espirulina ayuda a que las uñas, piel y cabello se mantengan fuertes. Dicha vitamina también ayuda a que el metabolismo de las grasas, aminoácidos y carbohidratos se realice de forma correcta. En el caso en concreto del cabello y del cuero cabelludo, el ácido fólico, ácido pantoténico y el inositol, son sumamente importantes para su mantenimiento y evitar su caída.
  • Protección del hígado: La flora intestinal puede ser restaurada más fácilmente y conservarse en tal estado de manera continua al consumir espirulina, gracias a sus propiedades antioxidantes. Esto ayuda de forma enorme a la salud del hígado.
  • Salud cardiovascular: La Vitamina B6, tan importante para que se reduzcan los peligros de sufrir ataques al corazón, está presente en la espirulina. Además, ayuda a evitar que se retengan líquidos en la parte inferior de las piernas.
  • Retrasa el envejecimiento celular: Cuenta con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y esto ayuda a que las células se mantengan jóvenes por más tiempo, y así prevenir todos los malestares y malfuncionamientos que suelen llegar naturalmente con el paso del tiempo.
  • Además, al tener beta-caroteno se procura una buena salud ocular, tanto física como de visión.
  • Reduce el colesterol malo: La espirulina contiene Niacina, componente que es sumamente importante para reducir el colesterol malo. Además, la vitamina E complementa dicha tarea al proteger el corazón. Esto sirve para reducir los niveles de glucosa en la sangre y de los triglicéridos, que evita que se active la diabetes y otras enfermedades derivadas.
  • Previene el cáncer oral: La espirulina tiene propiedades que ayudan a quien la consuma a prevenir el cáncer oral en específico. Es un tipo de cáncer no muy común, pero que también es complicado obtener herramientas para su prevención de forma natural.

Contiene altos niveles de vitaminas, minerales y ácidos grasos

La espirulina cuenta con nutrientes más fáciles de absorber por el cuerpo humano en comparación con otros alimentos, como la proteína animal.

En específico, las vitaminas, minerales y ácidos grasos que contiene la espirulina son muy variados y pueden ingresarse al cuerpo sin las complicaciones que otros alimentos. La espirulina cuenta con minerales como el magnesio, fósforo, selenio, y zinc, pero los más importantes son los siguientes:

  • Calcio: La cantidad de calcio que contiene la espirulina es muy alta, y esto ayuda a que sea consumida como un complemento alimenticio para favorecer la salud de los huesos y dientes, pero no solo eso, sino también para las interconexiones neuronales.
  • Hierro: El hierro que incluye la espirulina es más complejo y de más fácil absorción que el que se encuentra en cualquier otro suplemento alimenticio, como los enfocados a personas con diabetes, ya que además tiene ácido gamma-linolénico y beta-caroteno. La importancia de mantener buenos niveles de hierro en el organismo es muy alta, ya que está estrechamente relacionado con el buen estado del sistema inmunológico. No tener un balance de hierro en el cuerpo puede generar problemas de salud relacionados a la sangre como anemia.
  • Potasio: Gracias a esto, la espirulina ayuda a la sana comunicación de los músculos con los nervios. Evita que se generen calambres, y el dolor que viene con ellos. Además, de esta manera la presión arterial recibe ayuda para mantenerse en los niveles ideales para no generar problemas cardiacos como arritmias o hipertensión.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.