Dietas

Dieta sin azúcar

dieta sin azucar

El azúcar es siempre el enemigo principal a la hora de hacer dietas y mantenerse saludable y libre de enfermedades. Esto debido a que la gran mayoría de las personas están acostumbradas a comer productos muy azucarados.

Este azúcar se introduce en el torrente sanguíneo, subiendo la glucosa y haciendo que el cuerpo tenga que generar insulina para retirarlo y convertirlo en grasa. Cuando esto ocurre nos sentimos sin energía y necesitamos mas azúcar. Este es el circulo vicioso del azúcar que crea un nivel de dependencia que todos conocemos. Además ha diversas evidencias que relacionan el azúcar con el cancer. Seguir una dieta sin azúcar añadido es fundamental para tu salud.

Es por esto que cambiar de un régimen alimenticio que permita comer todo con azúcar en exceso, a una dieta que la reduzca o incluso la elimine por completo, representa un cambio tan radical que muchos no logran realizar.

Aun así, es totalmente posible acostumbrarse a una dieta sin azúcar si lo hacemos de la manera adecuada. Los beneficios que se obtienen con ésta son muchos y muy variados, tantos que te harán animarte más a dejar fuera de tus días este carbohidrato simple.

Cómo hacer una dieta sin azúcar

La dieta sin azúcar no se trata de dejar de ponerle azúcar a los alimentos, sino de no consumir productos que la contengan, y favorecer a los que la contengan de forma natural, pero con moderación.

Los siguientes consejos te ayudarán a que llevar a seguir una dieta sin azucares añadidos. Si buscan mas información siempre puedes seguir los consejos de la famosa web sinazucar.org, os animamos a leerla detenidamente si queréis ampliar información sobre el tema.

  • Los desayunos pueden ser algún cereal como la avena pero sin azúcar. No valen los chococrispies, ni cualquiera de los que venden el el supermercado. Esos productos no son cereales, son caramelos con forma de cereal. Si deseas agregar leche, tiene que ser completa.
  • Huevos preparados con aceite vegetal o de oliva son una muy buena opción. Puedes acompañarlos con fruta o pan integral.
  • Las recetas que prepares deben estás compuestos por carnes magras (res, cerdo, pollo, cordero), pescados, mariscos, y huevo; derivados de los lácteos como quesos, verduras y frutos secos.
  • Las frutas son perfectas para servir de postre, pero debes comerlas sin añadirles nada más. Por cierto, el plátano no debes incluirlo en tu dieta, porque su contenido de glucosa es muy alto.

Otras opciones saludables y sin azúcar son el chocolate oscuro y el yogur griego.

  • Los aderezos y salsas no tienen cabida. Olvídate de comprarlos en la tienda, la cantidad de azúcar que tienen es gigantesca. Si deseas comer aderezos y salsas debes de hacerlos por ti mismo, y asegurarte de no usar ingredientes con azúcar.
  • Aunque sea evidente, debe ser mencionado: los refrescos y demás bebidas carbonatadas o gasificadas, no están permitidas. No hay más. Las versiones “Light” en realidad siguen teniendo azúcar, solo que en menor cantidad. Lo mejor es tomar agua simple, infusiones, té, café, o cualquier otra bebida que no tenga azúcar.

Siguiendo el tema de las bebidas, los zumos de frutas no son recomendables, puesto que, aun siendo naturales, generan que se consuma una enorme cantidad de azúcar, mucho más que lo que se ingiere con las frutas. Piénsalo despacio, si tomas un zumo de naranja estas tomando el azúcar de 4 naranjas y nada de fibra. Si comes una naranja tomas solo el azúcar de una, además de mucha fibra y además te sacia.

  • Respecto a los lácteos, un error común es que en las dietas se recomiende comerlos desnatados, pero la realidad es que las versiones completas tienen menos azúcar.

Evita errores comunes

La dieta sin azúcar es completamente viable, pero muchas personas cometen errores que hacen que todo sea muy difícil, y que incluso terminen rindiéndose y regresando a sus hábitos alimenticios anteriores.

Para que la dieta funcione debes ir poco a poco, puesto que el paladar es el primero en presentar rechazo a los nuevos sabores. Lo recomendable es reducir las porciones de azúcar hasta llegar a cero. No hacerlo de golpe, puesto que esto causará que todo te sepa terrible. Como norma general y es algo de lo que siempre hablamos, come comida real. Olvida los alimentos procesados.

bebidas azucaradas

Además de lo anterior, hay algunos otros aspectos que debes de tomar en cuenta para ayudarte a lograr tu objetivo. Lo siguiente te puede servir:

  • Aleja la tentación de tu vista… y alcance. Debes quitar todo lo que tenga azúcar de tu alcance. Lo siento, pero es la única manera en la que asegures que no dejarás que tu antojo te guíe hasta esos alimentos y termines saliéndote de la dieta.
  • No te confíes en lo que los productos dicen en la parte frontal, ya que todo eso es publicidad. Lo mejor es leer las etiquetas traseras de los productos para saber cuanto azúcar contienen, y con eso tomar la decisión de comprarlos o no.
  • Duerme siempre a la misma hora, y por lo menos 7 horas. No dormir lo debido o cambiar los horarios hace que tu cuerpo requiera otro tipo de alimentos, y hará que se te antojen cosas dulces.
  • No hagas tus compras cuando tengas hambre. Está comprobado que cuando se va al súper sin haber comido antes se compran más alimentos dulces o salados, de la categoría del antojo.

Alimentos con azúcar añadido

Es normal no tener completamente claro cuáles son los alimentos que tienen azúcar añadido, y se cometa el error de comerlos solo por pensar que entran dentro de la dieta.

Tal y como te comenté en uno de los puntos anteriores, lo mejor es cerciorarse mirando lo que cada alimento contiene en la etiqueta, pero a continuación te explicaré cuáles son los alimentos que contienen azúcar añadida y que seguramente no lo sabes.

  • Yogur. No importa lo que diga al frente del paquete. Todos contienen azúcares añadidos, incluso los 0% grasa. De entre todas las variantes, la más recomendable es el yogur griego.
  • Agua saborizada. No importa si es agua con sabor, entra en el conjunto de refrescos, porque también les agregan azúcar. Por cada litro pueden contener hasta 50 gramos de azúcar.
  • Pan integral procesado. Para que un pan integral sea completamente recomendable debe ser comprado en una panificadora, no en las tiendas empaquetados, ya que éstos últimos suelen tener mucha azúcar.
  • Zumos. Los envasados es obvio que tienen muchísima azúcar, pero algunas personas piensan que los naturales no. La realidad es que un zumo natural tiene altos niveles de fructosa, que se ingiere en mayor cantidad al tratarse de un líquido, y no en sólido, como es comer la fruta.
  • Salsas picantes embotelladas. La lógica podría indicar que a ser picantes no se usará azúcar en su elaboración, pero lastimosamente no es así. Cualquier salsa embotellada tiene azúcares añadidos. No las consumas, mejor prepara las tuyas en casa.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.