Alimentos Dietas

Dieta de la piña

dieta de la piña

La dieta de la piña es una dieta detox. Este tipo de dietas consiguen resultados muy rápido ya que lo que hacen principalmente es eliminar retención de líquidos. De esta forma se pueden perder hasta cuatro kilos en dos días, pero el resultado es engañoso, ya que en cuanto comencemos a comer de forma normal los recuperaremos inmediatamente.

Estas dietas se basan en restringir mucho el número de calorías , en torno a 1000 diarias y en ingerir algún tipo de alimento diurético como la piña o la alcachofa. Seguro que conocéis la dieta de la alcachofa, seguida por muchas famosas, pues la dieta de la piña es lo mismo, pero sin suplementos caros que no hacen nada.

Al reducir las calorías a menos de 1000 y comer muy pocos alimentos, estamos eliminando de nuestra dieta un gran número de nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Por tanto esta dieta la desaconsejamos totalmente, y en caso de realizarse no debe seguirse por mas de 4 o 5 días, aunque siendo realistas, comiendo tan poca cantidad de comida, poca gente aguanta mas de 5 días siguiendo este tipo de dietas.

La dieta se basa, obviamente, en tomar piña y zumos de piña. La piña es una fruta cuyo 86% es agua, y contiene muy pocas calorías. Además, como hemos dicho, tiene propiedades diuréticas y desintoxicantes, haciendo que eliminar líquidos sea muy fácil,.

Ejemplo de dieta de la piña

Le dieta de la piña es considerada como una monodieta, ya que está enfocada alrededor de un solo ingrediente, y en base en él se agregan otros que se adapten al fin buscado, en este caso, el de bajar de peso.

El típico de la piña consta de:

  • Desayuno: 3 rebanadas de piña fresca. Se puede agregar una infusión o café con edulcorante. Se recomienda que sea té, pero queda a elección.
  • Medio día: Agua de piña, hecha al hervir la cáscara de la piña en agua por 20 minutos. El resultado se cuela, y se puede tomar fría o templada.
  • Almuerzo: Pescado a la plancha con arroz al vapor, o caldo de verduras con pechuga de pollo. Sin aceite ambos. Puede variar entre días, pero es al gusto.
  • Merienda: Agua de piña, tal y como se preparó la del medio día, y un yogurt desnatado, simple o de piña.
  • Cena: 3 rebanadas de piña fresca.

Esta dieta se puede repetir por la cantidad de días que se desee, pero se preferible que no sea por más de 4 días, por tu propia salud.

Existe una versión más rigurosa de la dieta de la piña, la cual incluye solo variantes de alimentos basados en la misma fruta, y nada más. La dieta consta de:

  • Agua simple.
  • Agua de piña.
  • Zumo de piña.
  • Rebanadas de piña fresca.

Lo riguroso de esta dieta de la piña es que solo se puede comer eso, y nada más. Las cantidades van al gusto de cada persona, pero lo ideal es que se consuma una piña fresca entera por día, y que entre el agua simple y el agua de piña se tomen 4 litros al día. El zumo de piña se considera extra, y no cuenta en los 4 litros de agua debidos, pero no se aconseja excederse.

Agua de cascara de piña
Agua de cascara de piña

Al ser más estricta y radical que la dieta anterior, ésta se suele hacer solo por un par de días. Los efectos son mas notables, vas a estar yendo todo el día al baño pero siendo realistas si consigues seguirlas por mas de dos días vas a comenzar a sentirte muy mal.

¿Adelgaza la dieta de la piña?

La dieta de la piña “funciona” gracias a sus componentes, y sobre todo su falta de ellos. Piensa que una piña es agua, fibra, azúcar y algunas vitaminas. Tomada como postre es deliciosa y muy sana, pero basar la alimentación únicamente en ella es un disparate.

Por cada 100 gramos de piña, tenemos:

  • Calorías: 50,76 kcal.
  • Proteínas: 0,44 g.
  • Grasa: 0,40 g.
  • Carbohidratos: 10,40 g.
  • Fibra: 1,90 g.
  • Azúcares: 10,40 g.
  • Sodio: 2,10 mg.
  • Vitamina A: 6,13 ug.
  • Vitamina B3: 0,39 mg.
  • Vitamina C: 14,99 mg.
  • Calcio: 14,50 mg.
  • Hierro: 0,41 mg.
  • Colesterol: 0 mg.

Como puedes ver, se trata de un gran alimento muy, puesto que su contenido está libre de elementos que puedan resultar dañinos para el cuerpo.

Propiedades y beneficios de la piña

La piña es muy recomendable y se usa en muchas dietas como postre. Cenar piña ayuda a no retener líquidos durante la noche. La piña contiene muchos micronutrientes y existen estudios que han encontrado grandes beneficios en su consumo. Estas propiedades son las siguientes:

  • Mejora el sistema nervioso gracias a su aporte de potasio.
  • Aumenta la cantidad de glóbulos rojos en el cuerpo.
  • Ayuda a que los padecimientos de la artritis y la gota se aminoren.
  • Fortalece los intestinos.
  • Provoca el desalojo de líquidos en el cuerpo de forma saludable.
  • Previene el estreñimiento.
  • Fortifica los huesos y dientes.
  • Evita que problemas cardiovasculares se generen.
  • Impide que se desarrolle la anemia, especialmente tomando zumos de piña por su alto nivel de hierro.
  • Beneficia al sistema inmunológico.
  • Sirve para bajar las probabilidades de sufrir cáncer, ya que tiene quercetina, un anticancerígeno natural.
  • Reduce el estrés, y por lo tanto ayuda a que el colesterol y la hipertensión no se desarrollen.

Por estos aspectos tan favorables para el cuerpo es aconsejable comer piña no solo durante la dieta, sino como un elemento presente de manera constante en el menú diario.

Consejos para antes y después de hacer la dieta de la piña

La dieta de la piña suele ser eficaz para perder kilos muy rápido, pero muy complicada de realizar para quienes no han tenido experiencias previas con ella. Por esto es que vienen muy bien algunos consejos para que todo sea más llevadero.

Si a pesar de nuestras advertencias, quieres realizar la dieta sigue estos consejos.

  • Beber mucha agua los días antes de comenzar la dieta.
  • No realizar actividades físicas o deportivas durante los días de la dieta.
  • Descansar o dormir 8 horas diarias, seguidas, y a las mismas horas, antes, durante y después de la dieta.
  • Las comidas se condimentan con sal en poca cantidad, y no más de una cucharada de aceite de oliva.
  • En caso se consumir infusiones, se deben endulzar con edulcorantes.

Al terminar la dieta, se requiere mantener una alimentación balanceada para que no ocurra el efecto rebote.

Es común que las personas que usan dietas para reducir peso en pocos días, tras terminarla sigan con su rutina diaria de alimentación, que no es la más saludable por lo general, causando que el peso perdido se recupere muy rápidamente, e incluso se gane más.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.