Dietas

Dieta para perder grasa abdominal

dieta perder grasa abdominal

En otras ocasiones ya hemos hablado de como perder barriga, pero sigue siendo un tema del que la gente nos pide información casi a diario. Bajar de peso es algo que motiva a millones de personas diariamente a levantarse de la cama antes de la hora habitual, comer platos con ingredientes que no les agradan y hacer ejercicios que no resultan siempre como se espera.

A la hora de perder grasa abdominal la gente realiza dietas extremas, y se pone a realizar abdominales sin parar. Hay un dicho, los abdominales se entrenan en el gimnasio y se destapan en la cocina. La grasa que tapa los abdominales no se va a ir por ejercitarlos, si no haces dieta tendras unos abdominales fuertes pero no marcaras el famoso six-pack.

Todo este esfuerzo puede evitarse con una dieta estructurada de forma inteligente. No entendáis mal, hacer ejercicio siempre es saludable y recomendable, pero a la hora de perder grasa abdominal es mucho mas importante una dieta bien estructurada que matarse a hacer ejercicio sin cabeza. Para ello se debe seguir una dieta que de espacio a la variedad y no se base en solo unos cuantos ingredientes, que suele ser la razón por la cual son tediosas y generan que muchos se rindan sin ver cambios notables en el abdomen.

Si lees este artículo te guiaremos para que puedas conseguir que con tu alimentación reduzcas la grasa del abdomen que tanto molesta ver. Podrás conseguir la talla que deseas de forma natural y sin peligros a tu salud.

Cabe mencionar que, si se acompaña cualquier dieta de reducción de peso o talla con ejercicios, los resultados podrán ser mucho más rápidos.

Ejemplo de dieta para perder grasa abdominal

La dieta para bajar de peso, especialmente reduciendo la grasa acumulada en el área abdominal, requiere que se dejen fuera las grasas saturadas, los alimentos que causen inflamación y cualquier irritante. Se debe basar en comida real, es decir alimento sin procesar, olvídate de bollería, pizzas y congelados.

Además, es necesario comer alimentos que tengan altos nutrientes, bajos en sodio (porque generan retención de líquidos) y con propiedades que favorezcan la eliminación de la grasa, que es justo lo que se busca.

Los componentes principales de la dieta son los siguientes:

  • Carnes, pescados, huevos y lácteos: Aunque tienen grasa, se compensa con su contenido de aminoácidos, los cuales son necesarios para proteger los tejidos musculares, y también promueven el funcionamiento óptimo del metabolismo, es decir, ayuda a quemar la grasa.
  • Frutas y verduras: Tienen alto contenido de minerales y vitaminas, en conjunto con su muy poco porcentaje de calorías.
  • Frutos secos y legumbres: Son los alimentos que más nutrientes esenciales contienen, los cuales se traducen en energía para el organismo y músculos.
  • Arroz o cereales integrales: Los cereales integrales como el arroz ayudan a que se pierda peso, puesto promueven la expulsión de la grasa con mayor facilidad y su alta cantidad de fibra les hace mas saciantes.

A continuación de daré ejemplos de los recetas que pueden formar parte de tu dieta diaria. Los platos pueden ser organizaos a tu gusto, pero es importante respetar su posición en el día, es decir, desayuno, almuerzo y cena.

Además, se debe incluir un par de meriendas para ayudar a que la meta final se alcance. Para estas meriendas, un yogur, una pieza de fruta o un puñado de frutos secos es perfecto.

La dieta debe de hacerse los 7 días de la semana. Si deseas tener los resultados en menor tiempo no debes tomar ese día de descanso que algunos recomiendan, ya que puede hacer que se retroceda lo avanzado.

Desayunos para perder grasa abdominal

Los desayunos deben ser ligeros, sin dejar de ser nutritivos y con alimentos que generen energía en el organismo. Los ejemplos que puedes aplicar son los siguientes:

  • Tostada integral con tomate crudo, manzana y yogurt natural.
  • Tostada integral con tomate crudo, kiwi y aceite de oliva.
  • Tostada integral con tomate crudo, ciruela y aceite de oliva.
  • Pan integral suave con tomate crudo, una loncha de jamón, y una fruta a elegir.
  • Pan integral suave dorado con aceite de oliva con una loncha de pavo.

Almuerzos

Los almuerzos son la parte del día donde más se debe comer. Éstos incluyen proteína animal, verduras, frutas en algunos casos, legumbres, hojas verdes, y frutos secos. Debes mantener la sana proporción de todos para poder obtener sus beneficios y así provocar que la grasa del abdomen vaya bajando.

  • Pollo asado con poco aceite de oliva, con limón y pimienta, y una ensalada de verduras (zanahorias, brócoli, guisantes, y/o col) para acompañar.
  • Lomo de cerdo al horno con ciruelas, acompañado de arroz integral y zanahorias.
  • Salmón a la plancha con limón, acompañado de arroz integral, aguacate y mango.
  • Verduras al gusto, asadas y acompañadas con queso de cabra y un filete de trucha al horno. Puedes agregar tomate y cebolla para mejor sabor.
  • Ensalada verde, con queso parmesano rallado, vinagreta de limón o aceite de oliva, y nueces o avellanas. Lubina al horno, con especias al gusto.

Cenas

Las cenas, que por lo regular van después de la jornada de ejercicios o de labores en el trabajo, deben de reponer los nutrientes que se hayan perdido pero sin ingerir un exceso de energía que durante la noche ya no va a ser utilizado. Como podrás ver, los platos dan especial lugar a las proteínas magras, verduras, frutas y lácteos.

  • Pechuga de pavo a la plancha con cebolla, calabacín y tomate, y una fruta (manzana o pera).
  • Verduras salteadas (zanahoria, brócoli, cebolla, pimientos, col y champiñones) con pollo a la plancha y una mandarina.
  • Albóndigas de ternera al horno, con verduras al gusto y una fruta (manzana, pera o Kiwi)
  • Ensalada griega (tomates, pepinos, pimientos verdes, cebolla, aceitunas kalamata, queso feta), una pieza de pan integral y una fruta (manzana o pera).
  • Salmón al horno con salsa de yogur, acompañado de brócoli con cebolla al vapor.

Meriendas

Las meriendas se deben ubicar entre el desayuno y el almuerzo, y entre el almuerzo y la cena. De esta forma el metabolismo se mantiene acelerado y se promueve la quema de la grasa, especialmente en el abdomen.

Al igual que las comidas, las meriendas pueden ser adaptadas a tu gusto, pero tienen que estar espaciadas por 3 horas. La primera 3 horas después del desayuno, y la segunda 3 horas después del almuerzo.

Las recomendaciones de meriendas para después del desayuno son frutas. La cantidad no debe exceder los 250 gramos.

  • Piña.
  • Kiwi
  • Fresas
  • Naranja.
  • Mango.

Las recomendaciones de meriendas para después del almuerzo son:

  • Yogur desnatado con chocolate negro.
  • Yogur desnatado con una manzana picada.
  • Galletas de arroz integral con queso feta y una loncha de pavo.
  • Pera, cruda o asada, con canela.
  • Colación de frutos secos (nueces, pistachos, cacahuetes o almendras).

Como podrás ver, las meriendas son bastante fáciles de preparar, y esto ayuda a que puedas llevarlas contigo sin que representen una complicación en tus labores diarias. Podrás comerlas sin problemas donde sea que te encuentres, y así cumplir con la dieta.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.