Dietas

Dieta Dukan, ¿realmente funciona?

dieta dukan

Resolvemos las dudas que envuelven a la Dieta Dukan para explicar todo lo que es, y también lo que no es.

¿Es una dieta válida para perder peso de forma rápida? Evidentemente sí, pero desde Grep-aedn siempre tratamos de buscar la mejor forma de realizar una buena educación alimentaria en el paciente que desea una pérdida de peso progresiva, duradera y saludable.

No obstante sabemos que la personalización y tener en cuenta el contexto a la hora de realizar una dieta son lo más importantes, y no nos gusta ultrapolar resultados radicalmente. A pesar de ello, la experiencia nos muestra que después de que millones de personas realizasen la dieta Dunkan hay un porcentaje mínimo que ha conseguido mantener un peso saludable.

Propuesta como muchos como el método revolucionario para perder peso, la Dieta Dukan ha conseguido cosechar más y más adeptos en los últimos años por unos resultados rápidos que saltan a la vista y llaman mucho la atención a las personas que necesitan perder peso.

Este régimen alimenticio, pensado para perder peso rápidamente y llevar a un mejor estado de salud a través de una dieta alta en proteínas y la realización de ejercicio tiene también su lado oscuro y desde Grep-aedn aunque no somos partidarios de este tipo de dietas, te damos toda la información para que tomes la mejor elección.

Ideada por Pierre Dukan en el año 2000, esta dieta no llegó a hacerse popular hasta el 2010 con su llegada al Reino Unido. Ahí fue donde esta iniciativa pasó a tener el nombre que tiene en la actualidad y comenzó a extenderse por todos los territorios posibles, difusión que también se ha incrementado gracias a internet y a su capacidad para propagar la información.

Con un libro escrito en 14 idiomas diferentes y con unas ventas que superan los 7 millones de copias, aquí vamos a destilar la más pura esencia de esta dieta que tantas opiniones ha generado y que tantos defensores tiene para ver en qué consiste y, sobre todo, qué opinan los especialistas en alimentación sobre su propuesta. ¿Es fiable o no?

En qué consiste la Dieta Dukan

La Dieta Dukan es un plan dietético que se divide en cuatro fases que se desarrollan con el fin de perder peso en un plazo de tiempo coherente. Su planteamiento está estructurado en lo que se conoce como fase de ataque, de crucero, de consolidación y de estabilización; y su popularidad se debe a que es una propuesta que no promete milagros, sino que tiene en cuenta la importancia de ceñirse al plan de alimentación y, además, lo necesario que es la realización de una actividad física para conseguir una pérdida de peso constante.

Su objetivo principal es la pérdida de peso, pero si se mantiene a largo plazo, es algo que puede ayudar también a mantenerse en buena forma y a mantener un estilo de vida y dieta saludable, sin embargo pocas personas que la han llevado a cabo han conseguido una buena relación con la comida y un peso saludable sostenido. Aunque también hay personas que lo han logrado con éxito.

La Dieta Dunkan, parte de una lista de 100 alimentos permitidos, separados en 72 de procedencia animal y 28 de procedencia vegetal. Para seguirla de forma eficaz, hay que pasar por las siguientes etapas:

Fase de ataque

La fase de ataque es la primera de las cuatro fases de la Dieta Dukan. En este periodo de tiempo, la persona debe consumir las cantidades que desee y las veces que desee alimentos como carnes magras de buey y de ternera, huevos preparados, embutido magro, pescado, mariscos y lácteos desnatados. Todo esto, acompañado de dos litros de agua diarios.

Dura entre 3 días y una semana, en los cuales las proteínas son lo único que se consume en el cuerpo. Aquí ya comienza a perderse peso y se nota un efecto saciante como consecuencia de entrar en estado de cetosis.

Fase de crucero

Tras la primera etapa de depuración a base de proteínas, la fase de crucero es aquella en la que se pierde todo el peso que se desea perder. Aquí hay tres reglas básicas a seguir: consumir dos litros de agua al día, tomar dos cucharadas de salvado al día y, por último, realizar 30 minutos de ejercicio físico diario.

En cuanto a los alimentos permitidos, se combinan tanto los proteicos como algunas verduras permitidas. Son válidos todos los de la fase anterior, pero también se añaden verduras, siempre y cuando no se utilicen alcachofas, maíz, lentejas, judías, aguacate ni patatas.

La ingesta de proteínas o verduras debe alternarse de forma diaria, es decir, un día puro de proteínas y otro de verduras solo. Así, sucesivamente.

Fase de consolidación

Tras perder el peso marcado como objetivo, hay que pasar por una fase de mantenimiento para no sufrir efecto rebote. En esta etapa de consolidación, la primera norma es que debe tener una duración de 10 días por kilogramo perdido, algo crucial para no recuperar todo lo que se ha conseguido eliminar en las fases anteriores.

Además de mantener las cantidades de agua y salvado de avena diarias, así como el tiempo de ejercicio, se añaden alimentos como una porción de fruta diaria, más carnes como la de cerdo y pan integral. También se permiten dos comidas de gala por semana, con lo que apetezca a la persona, así como 2 alimentos feculentos a la semana (arroz, pasta, patatas, etc.). Por último, los jueves deben ser de proteínas puras.

Fase de estabilización

Con el peso perdido y el metabolismo cambiado según dicen, comienza la fase final de la Dieta Dukan. A diferencia de las demás etapas, esta consiste sobre todo en concienciarse del nuevo estado en el que se está. Se deben mantener las rutinas marcadas en la fase anterior en cuanto a comida, algo que se traduce en una alimentación normal, salvo por los jueves.

Dieta Dukan, ¿qué opinan los especialistas?

Hay tanto voces en contra como a favor de la Dieta Dukan, se considera que es un régimen alimenticio muy estricto, sobre todo en sus dos primeras etapas, y desde Nutritiona no la recomendamos como la mejor opción para perder peso de manera duradera y tener una buena relación con la comida en la mayoría de los casos, aunque sí es una opción válida para los que así quieran hacerla.

Además muchos profesionales que se dedican a la consulta física u online han podido ver las consecuencias físicas (efecto rebote) y psíquicas (ansiedad) que algunas de estas personas han tenido después de llevar dietas hiperproteicas y en las que se eliminan grupos de alimentos.

Desde Nutritiona no realizamos dietas hipocalóricas o de adelgazamiento hiperproteicas como la Dunkan porque no las consideramos la mejor opción para perder peso de forma saludable, creemos en el trabajo de establecer unos hábitos correctos sostenibles con los que el paciente podrá lograr sus objetivos de la manera paulatina, disfrutando de la comida y alcanzando sus metas de peso y salud.

¿Son recomendables las dietas hiperproteicas para la salud? Hay estudios que avalan tanto unas hipótesis como las contrarias por ello desde Nutritiona trabajamos siempre con la máxima prudencia y tratamos de individualizar al máximo cada paciente.

Los detractores señalan en contra de las dietas hiperproteicas que favorecen la descalcificación, daño renal, deshidratación y aumento de ácido úrico. Aunque esto cada vez es más cuestionado si se trata de una persona sana.

También hay estudios que se muestran favorables a las dietas hiperproteicas para la pérdida de grasa, mejorar los niveles de colesterol, etc

Con todo esto en mente, nuestros nutricionistas coinciden en que no es la mejor dieta a seguir en la mayoría de los casos y aunque sus efectos pueden ser bastante positivos de forma rápida, el efecto rebote se da en un amplio porcentaje. Volviendo a la pregunta que lanzábamos al principio, ¿es fiable? Para perder peso rápido sin duda, pero para adquirir unos hábitos sostenidos, disfrutar de la comida, mejorar tu salud y tus niveles de energía, alcanzar o mantener un peso saludable no te la recomendamos.

¿Tienes más dudas? ¿Quieres contarnos tu caso? escríbenos

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.