Alimentos

Bulgur: qué es, propiedades y cómo tomarlo

bulgur

La naturaleza puede darnos multitud de alimentos diferentes. Si nos centramos en los de origen vegetal, podemos ver que el listado es prácticamente infinito, más aún si comenzamos a ojear los derivados que proceden de algunos cereales de lo más empleados. ¿Sabías que del trigo se puede extraer algo que se conoce como bulgur?

Se le considera como el primer alimento procesado de la historia, dado que nace de la preparación del grano de trigo. Su origen data de tiempos ancestrales, de hecho hay escritos que hablaban de él ya en el año 1.000 a.C.

Para muchas civilizaciones que han existido a lo largo de toda nuestra historia, el bulgur ha sido un alimento de lo más apreciado, y ahora te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre él. Si quieres aprovecharlo en la cocina, vamos a comenzar informándote sobre qué es exactamente, como también de las propiedades que tiene y cómo se toma.

Como verás, es algo de lo más versátil y nutritivo. Ideal para incluir en una buena dieta en la que busques variedad y, sobre todo, diversidad de nutrientes.

Qué es el bulgur

Lejos de ser una sustancia extraña, el bulgur es un ingrediente que se puede obtener gracias al trigo, de hecho también se le conoce como trigo de bulgur. Para conseguirlo tan solo hay que seguir un procedimiento bastante sencillo, cociendo granos del cereal del que proviene con agua y removiendo sin parar.

Cuando el grano ya se ha cocido, se escurre y se deja al aire durante varios días hasta que se seque por completo. Después de eso, hay que romperlo en trozos minúsculos machacándolo para, después, tamizar el resultado quitando el salvado. De nuevo, se deja secar lo que queda durante otros días y se acaba teniendo el bulgur.

Existen diferentes tipos de bulgur en función del tamaño del grano resultante. Puede ser grueso, con unas dimensiones similares a las del arroz, fino o muy fino. Sus propiedades son las mismas en cada caso, aunque lo que sí varía ligeramente son sus usos en la cocina y en los platos en los que se vaya a emplear como ingrediente.

ensalada bulgur

Por su sabor y forma de obtención, muchas personas confunden a este alimento con el cuscús, pero son bastante diferentes. El cuscús nace de una harina de trigo obtenida tras pulverizarlo por completo, mientras que el bulgur, como has podido ver, no llega al extremo de convertir el grano de trigo en polvo.

Propiedades del bulgur

El principal motivo por el que se está extendiendo el consumo de este derivado del trigo es, sin lugar a dudas, por los beneficios que genera en el organismo. Las propiedades del bulgur lo convierten en un alimento de lo más interesante. Si no te lo crees, tan solo sigue leyendo.

En primer lugar, hay que mencionar su riqueza en fibra. Una ración de 100 gramos aporta unos 18 gramos aproximados de fibra, como también unos 11 de proteínas. Gracias a esto, se convierte en algo ideal para facilitar el tránsito intestinal y evitar cualquier problema de estreñimiento derivado de un trastorno alimentario o cualquier otro desencadenante.

Además de eso, tomado con caldo potencia el efecto saciante que posee, permitiendo así quedar satisfecho con una menor cantidad de comida. En efecto, también es idóneo para una dieta de pérdida de peso.

Por supuesto, no hay que pasar por alto su valor nutritivo. Ya hemos hablado de la fibra y las proteínas que tienen, pero también hay que hablar del calcio que contiene (35 mg/100 g), el hierro, el magnesio y la vitamina A, ideal como antioxidante natural para nuestro organismo.

De hecho, su papel como antioxidante también es interesante. El bulgur refuerza el sistema inmune de nuestro cuerpo, a la vez que frena la acción de los radicales libres. Evidentemente, siempre y cuando se tome en las cantidades y con la periodicidad adecuadas.

Por último, cabe mencionar su bajo índice glucémico, ideal para ralentizar la absorción de azúcar en sangre y para personas que padecen diabetes.

¿Cómo se toma el bulgur?

Aunque ya hemos explicado cómo se prepara, lo cierto es que la vía más fácil para tomar bulgur es comprarlo directamente en tiendas de alimentación o supermercados. Recuerda el nombre que tiene porque, aunque haya productos muy similares con otro nombres, nunca son exactamente lo mismo que este derivado del trigo.

En cuanto a cómo tomar el bulgur, lo cierto es que hay muchas recetas que lo tienen como ingrediente principal. Una de las más conocidas es el tabouleh, en la que se usa el de grano más fino que hay; aunque también se puede utilizar en sopas o caldos, cociéndolo como se cocerían fideos o incluso arroz a la hora de preparar el plato.

Quizá uno de los terrenos donde más destaca es en las dietas vegetarianas y/o veganas. El bulgur también puede emplearse como sustituto de la carne a la hora de preparar hamburguesas de tipo vegetal o incluso albóndigas, aunque el método de preparación es ligeramente diferente.
El único dato importante que hay que tener sobre la preparación del trigo de bulgur es que necesita el doble de agua que la proporción que se eche de él a la hora de cocerlo. El tiempo de cocción varía en función del tamaño del grano, pasando de los más de 20 minutos para el grueso a los menos de 6 para el más fino de todos.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.