Alimentos

Avellanas: propiedades y calorías

avellanas

Las avellanas son, dentro de los frutos secos uno de los más propiedades tienen, por encima incluso de las nueces y las almendras. Esto hace que se a pesar de su alto contenido calórico como en el caso de otros frutos secos sus beneficios hacen que sea muy recomendable incluirlas en una dieta equilibrada.

Las avellanas cuentan con muy buenos niveles de fibra, vitaminas, minerales y grasas naturales, por lo que no solo aportan nutrientes, sino que ayudan a obtener energía de una forma sana.

El sabor de las avellanas las hace muy fácil de incluir en la dieta diaria, ya que pueden ir muy bien con platos dulces como postres, así como en ensaladas, licuados, y como parte de los ingredientes de un guiso o relleno.

Propiedades de las Avellanas

Las avellanas tienen un alto nivel calórico debido a su contenido de grasas naturales, que alcanza hasta el 65%. Lo bueno de esto es que al ser naturales no representan un peligro para la salud, pero sí hay que tener cuidado y no comerlas en grandes cantidades, debido a su alto aporte calórico.

De cualquier forma, tienen muchas otras propiedades que las hace muy recomendables para incluirlas en la dieta diaria de cualquier persona.

Las mayores propiedades de las avellanas son las siguientes:

  • Ácido oleico: Las avellanas, al igual que cualquier fruto seco, tienen aceites y grasas naturales que son muy beneficiosas para el cuerpo. Dentro de estos aceites el ácido oleico es el mas importante por tener grasas monoinsaturadas. También cuenta con ácido linoleico, que contiene grasas poliinsaturadas. Esto ayuda para la salud del cabello y la piel.
  • Antioxidantes: Cuenta con un alto nivel de vitamina E, junto con los llamados fitonutrientes, como protoantocianidinas, fitoesteroles y betasitosterol. Este conjunto hace que sean un gra alimento antioxidante y prevenga los efectos naturales del envejecimiento en el cuerpo.
  • Tan solo una porción de 30 gramos de avellanas brinda dos terceras partes de vitamina E que el cuerpo necesita cada día. Si las tomas de forma moderada en la dieta diaria, como aperitivo n o como parte de cualquier receta, podrás asegurarte la cantidad de vitamina E necesaria.
  • Minerales varios: Las avellanas son muy ricas en minerales variados, como calcio, magnesio, manganeso y fósforo, los cuales son de gran ayuda para fomentar el crecimiento del cuerpo principalmente en etapas de desarrollo como la adolescencia, o en el embarazo; y generar fortaleza en etapas maduras.

Beneficios de las Avellanas

Los beneficios que los componentes de las avellanas traen al consumirlas son muchos y muy variados.

Gracias a tener un alto nivel de fibra, grasas buenas, calorías, proteínas, e hidratos de carbono, puede ayudar en múltiples áreas.

  • Cardiovasculares: Al tratarse de un fruto seco con alto contenido de grasas naturales, un beneficio de consumir avellanas es ayudar a que el cuerpo, principalmente las vías sanguíneas y el corazón, funcionen de forma adecuada, sin arterias saturadas. Al ingerir grasas buenas se mantiene un balance sano entre ellas y los demás tipos de grasas, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Colesterol: Las avellanas ayudan a mantener los niveles de colesterol en el balance adecuado y no por encima de éste, gracias a las grasas saludables como las que brindan las avellanas.
  • Embarazo: Un elemento preponderante para el buen desarrollo de un embarazo es el consumo del ácido fólico. El ácido fólico puede evitar que haya malformaciones en el feto, específicamente en el sistema nervioso. Es por esta razón que se recomienda ingerir avellanas durante y después del embarazo, concretamente en la etapa de lactancia.
  • Energético: El contenido energético que tienen las avellanas es enorme, tanto que incluso una porción de 100 gramos de avellanas puede brindar la cantidad de energía necesaria al día para una persona adulta. Es por esto que como aperitivo son muy recomendables para personas que hacen deporte. También lo son para personas en etapa de crecimiento o en época de estudios, ya que generan no solo ayuda para el desarrollo físico sino también mental y de concentración.
  • Anemia: Por su alto contenido de hierro y folatos las avellanas pueden contribuir a que se prevenga la anemia. Es recomendable ingerir avellanas cuando se sufre anemia y cuando se tiene el periodo menstrual.
  • Salud intestinal: La vida actual trae consigo muchos problemas intestinales por el estrés con el que se vive en la rutina diaria en el trabajo o el colegio, el tipo de alimentación, y demás aspectos. Justo las avellanas son perfectas para lidiar con esto, gracias a su gran nivel de fibra que genera un buen funcionamiento intestinal, evita la inflamación abdominal, y encima, funciona como tranquilizante natural.
  • Además, elimina los parásitos intestinales gracias que contiene propiedades vermífugas. En este aspecto en particular se recomienda no solo comer avellanas, sino también ingerir aceite de avellana.
  • Prevención del cáncer. Las avellanas contienen betasitosterol, que tiene propiedades anticancerígenas muy potentes. Esto evidentemente sirve sólo para prevenir el cáncer, en concreto los de mama, próstata y colon. Consumir avellanas de manera constante y regular puede ayudar de forma silenciosa en ello.

¿Engordan las avellanas?

Las avellanas tienen un muy alto nivel calórico, superior a otros frutos secos, a razón de 628 calorías por cada 100 gramos. Se recomienda no comer precisamente 100 gramos al día, pero sí incluirla en la dieta diaria en porciones pequeñas, de alrededor de 20 gramos.

Cabe señalar que además de las calorías las avellanas tienen otros beneficios, que de cada 100 gramos contienen:

  • Grasas: 61 gramos.
  • Hidratos de carbono: 17 gramos.
  • Proteínas: 15 gramos.
  • Fibra: 0,50 gramos.
  • Colesterol: 0,00 gramos.

Con todo esto es posible que al consumirlas de manera regular se evite necesitar de insumos de fibra o grasa natural externa.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.