Consejos

Piel atópica: ¿Qué alimentación seguir?

alimentacion piel atopica

Aunque no existe una dieta especial que funcione para todas las personas con piel atópica, si hay una alimentación que se recomienda seguir para retrasar todo lo posible los brotes.

Una dieta saludable puede proporcionar una nutrición adecuada y a la vez ayudar a aliviar los síntomas de la dermatitis, y con los signos controlados, la vida con esta condición es mucho más llevadera.

Así que si sufres de piel atópica y quieres controlarla, toma nota. En este artículo vamos a analizar cómo podemos abordar este problema a través de la alimentación.

Pero primero vamos a definir la enfermedad para entender cómo tratarla de la mejor forma posible.

¿Qué es la piel atópica?

La piel atópica, también conocida como dermatitis atópica o eccema, es una enfermedad inflamatoria crónica común de la piel que afecta a alrededor del 20% de las personas en todo el mundo.

Se tarta de un sarpullido que pica y a menudo es doloroso y que se caracteriza por la presencia de zonas rojas y agrietadas en la piel.

Entre el 10 y el 20 por ciento de los bebés y los niños se ven afectados, y entre el 1 y el 3 por ciento de los adultos.

La condición suele aparecer en la cara, en los pliegues del cuerpo y en el cuello. Los adultos con piel atópica pueden experimentar el sarpullido en cualquier parte del cuerpo, pero más comúnmente entre los pliegues de la piel y en las manos, los pies y el cuero cabelludo.

No se sabe exactamente cómo o porqué aparece, pero sí se sabe que hay ciertos desencadenantes que favorecen los síntomas.

Entre los desencadenantes más frecuentes de la dermatitis se encuentran los períodos de alto nivel de estrés, la inactividad física, la obesidad, la sequedad y los climas secos (especialmente en invierno).

Además de tener un historial familiar de piel atópica, se desconocen las causas por las que aparece. Sin embargo, la investigación ha encontrado múltiples vínculos relacionados con la alimentación.

La dieta como prevención durante el embarazo

Todo lo que come mamá, lo toma el bebé. Teniendo esto en cuenta, algunas investigaciones indican que las embarazadas y las madres que dan el pecho con antecedentes familiares de dermatitis atópica, tienen una menor prevalencia de la condición cuando eliminan el consumo de leche de vaca.

Los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros tres meses también tienen menos probabilidades de desarrollar eccema.

Así que ya desde el útero estamos condicionados a ciertos alimentos que nos ayudarán a evitar la enfermedad, o por el contrario, a padecerla.

Alergias alimentarias y piel atópica

alergias alimentarias

Es muy habitual sufrir tanto de dermatitis atópica como de alergias a los alimentos, sobre todo en el caso de los más pequeños, ya que entre el 20 y el 40% de los niños con piel atópica tienen alergias a los alimentos.

Sin embargo, los diferentes alimentos desencadenan el problema en diferentes personas, lo que hace que sea difícil determinar con exactitud el alimento problemático a evitar.

Si sospechas que algunos alimentos desencadenan o agravan la piel atópica, consulta con tu médico.

Un análisis de sangre puede comprobar si hay anticuerpos de alimentos específicos en tu torrente sanguíneo, lo que podría indicar una alergia al alimento.

Un alergólogo también puede usar una prueba cutánea para diagnosticar una alergia alimentaria.

Esto implica exponer la piel de la espalda o el antebrazo a pequeñas cantidades de un alérgeno, y luego esperar unos minutos para ver si la piel desarrolla una reacción.

Los alimentos más habituales relacionados con la dermatitis son:

  • Huevos
  • Lácteos (especialmente la leche de vaca)
  • Mariscos
  • Nueces
  • Cacahuetes
  • Gluten

Los mejores alimentos que puedes tomar si tienes piel atópica

Aunque es importante saber qué alimentos evitar, es igual de importante saber qué alimentos incorporar a la dieta diaria.

Y como el eccema es una condición inflamatoria de la piel, seguir una dieta antiinflamatoria puede ayudar a aliviar los síntomas.

Estos alimentos antiinflamatorios pueden ayudarte a aliviar los síntomas y evitar futuros brotes, así que serían el camino a seguir.

Pescados azules

pescados azules

Los ácidos grasos Omega-3 ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo. Los humanos no producimos ácidos grasos omega-3 de forma natural, así que no tenemos más remedio que incorporarlos por medio de la dieta.

Estos ácidos grasos Omega-3 se encuentran comúnmente en los mariscos y las plantas. Los pescados y mariscos ricos en omega-3 son:

  • Caballa
  • Salmón
  • Atún
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Arenques
  • Ostras
  • Sardinas
  • Anchoas
  • Caviar

Es importante señalar que las mujeres embarazadas y los niños pequeños deben limitar el consumo de algunos de los ingredientes anteriores debido a la contaminación por metales pesados. Siempre es mejor consultar con tu médico.

Si los mariscos no son lo tuyo, puedes probar estas fuentes de Omega-3 de origen vegetal:

  • Semillas de lino
  • Semillas de chía
  • Nueces
  • Soja
  • Espinacas
  • Coles de Bruselas

También puedes hablar con tu médico sobre la posibilidad de añadir un suplemento de Omega-3 a tu dieta diaria. El aceite de pescado es el más popular, pero también hay alternativas veganas.

Alimentos que contienen quercetina

alimentos quercetina

Sin hacer que esto suene como una clase de química de secundaria, la quercetina es un flavonoide que se encuentra en las plantas.

Sus poderosas propiedades antioxidantes y antihistamínicas evitan la inflamación y la histamina en el cuerpo, ayudando a prevenir los brotes de dermatitis.

Algunas opciones incluyen:

  • Verduras de hoja ancha
  • Cebollas rojas
  • Manzanas
  • Pimientos
  • Brócoli
  • Té negro y verde
  • Arándanos
  • Vino tinto
  • Nectarinas

Además de incorporar estos alimentos en la dieta, tal vez sea buena idea incorporar un suplemento de quercetina.

Probióticos

probioticos

Los probióticos son microorganismos vivos que proporcionan numerosos beneficios para la salud. Estas queridas ayudas digestivas no sólo mantienen la salud intestinal bajo control, sino que pueden ayudar a frenar los brotes de piel atópica.

A continuación, te dejo algunos alimentos básicos para incluir en la dieta:

  • Yogur
  • Tempeh
  • Sopa de miso
  • Kefir
  • Kombucha
  • Sauerkraut
  • Verduras encurtidas
  • Kimchi

Si la comida fermentada no es lo tuyo, intenta añadir probióticos en forma de suplementos.

Otros alimentos anti-inflamatorios

curcuma

Las grasas monoinsaturadas, incluyendo el aceite de oliva y el aceite de canola, también pueden ser antiinflamatorias.

Además de estas grasas dietéticas, otros alimentos y bebidas que pueden ejercer efectos antiinflamatorios son:

  • Frutas (cerezas, moras, fresas y arándanos)
  • Verduras (espinacas, kale, brócoli, cebollas)
  • Cereales integrales (arroz integral, quinoa, harina de trigo integral, pan integral)
  • Limita el consumo de alcohol a una bebida por día para las mujeres, y dos bebidas por día para los hombres.
  • El café y el té, especialmente el té verde (contiene polifenoles, un antioxidante con efecto antiinflamatorio)
  • Cúrcuma
  • Jengibre

¿Qué alimentos es mejor evitar si tienes piel atópica?

¿Tienes una alergia alimentaria conocida pero sigues comiéndola de todos modos? Eso puede ser el desencadenante de tu problema.

O tal vez tengas una intolerancia alimentaria desconocida. Las alergias comunes incluyen:

  • Lácteos
  • Huevos
  • Gluten
  • Trigo
  • Tomates
  • Nueces
  • Cacahuetes
  • Cítricos
  • Soja

Los ingredientes artificiales y los alimentos procesados también pueden exacerbar la condición.

Estos incluyen:

  • Colorantes artificiales
  • Glutamato de sodio
  • Jarabe de maíz de alta fructosa
  • Grasas trans (que incluyen los aceites hidrogenados)
  • Edulcorantes artificiales

Estos aditivos pueden alterar tu sistema digestivo e inmunológico, provocando una inflamación, y lo adivinaste: dermatitis. El azúcar tampoco es bueno si tienes piel atópica.

El azúcar hace que los niveles de insulina y de azúcar en la sangre aumenten, lo que puede resultar en un aumento de la inflamación. Especialmente el azúcar refinado como en la mayoría de los dulces y snacks.

Además, estáte atento a los azúcares ocultos. Se pueden encontrar en los cereales, el ketchup y otros condimentos, las salsas, las barras de granola y el yogur.

Las grasas saturadas que se encuentran en las carnes rojas, los productos lácteos con mucha grasa, la mantequilla y la piel de las aves de corral también promueven la inflamación y, por lo tanto, pueden empeorar potencialmente los síntomas del eccema.

azucar

Por qué debes evitar la dieta keto

Las dietas altas en grasas como la cetogénica y su hermana mayor Atkin pueden provocar una inflamación crónica, y es mejor evitarlas si se tienes esta condición.

Si experimentas un sarpullido mientras estás en la dieta cetogénica, puedes estar experimentando el “sarpullido Keto“.

Los síntomas incluyen:

  • Un irritante sarpullido rojo en el pecho, el abdomen y la parte superior de la espalda.
  • Marcas marrones en la piel una vez que el sarpullido desaparece.

Si aparecen estos signos, lo mejor es que hables con tu médico. Puede que solo se trate del sarpullido cetogénico, pero esta dieta grasa también puede estar sacando a la luz una predisposición a la dermatitis.

Recuerda que hay más de una manera de perder peso, así que es mejor elegir una dieta que le dé a tu cuerpo los nutrientes que necesita.

Tu médico o, mejor aún, un nutricionista, estará encantado de ayudarte a crear una dieta antiinflamatoria que funcione para ti.

Dieta de eliminación y dishidrótica

La dieta dishidrótica está dirigida a los que tienen eccema dishidrótico, que suele afectar a las manos y los pies, mientras que la dieta de eliminación es para los que todavía están averiguando qué alimentos están desencadenando los síntomas.

¿Qué es la dieta dishidrótica?

El eccema dishidrótico suele desencadenarse por un consumo excesivo de alimentos con niveles altos de níquel y cobalto.

Comer metales suena aterrador, pero el níquel y el cobalto se encuentran a menudo en el suelo donde se cultivan los vegetales, por lo que es común encontrar rastros residuales en los alimentos.

Aunque generalmente son inofensivos, es posible que desees evitarlos:

  • Té negro
  • Lentejas
  • Chocolate
  • Legumbres
  • Guisantes
  • Soja
  • Mariscos
  • Semillas

La vitamina C es un aliado natural en la lucha contra el eccema dishidrótico, ya que ayuda a prevenir la absorción de metales.

Los alimentos con alto contenido de vitamina C incluyen:

  • Naranjas / jugo de naranja
  • Brócoli
  • Papaya
  • Pimientos verdes, rojos y amarillos
  • Patatas
  • Fresas
  • Tomates
  • Kale
  • Kiwi
  • Coliflor

Dieta de eliminación

Los brotes de piel atópica suelen ocurrir de 6 a 24 horas después de consumir un alimento desencadenante. Si no estás seguro de la causa de tus brotes, tu médico puede ponerte en una dieta de eliminación.

En pocas palabras, es dejar de consumir los alimentos comúnmente relacionados con la condición.

Después de un tiempo, se reintroduce lentamente cada alimento, con el fin de probar la reacción de tu cuerpo, para que puedas decidir si lo destierras para siempre.

Para obtener mejores resultados, intenta eliminar un alimento cada vez.

¿Ayudaría una dieta sin gluten a reducir los brotes?

sin gluten

La dermatitis atópica es comúnmente experimentada por aquellas personas con enfermedad celiaca y otras intolerancias al gluten.

Los síntomas comunes de la enfermedad celiaca incluyen:

  • Hinchazón
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Anemia ferropénica
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Diarrea
  • Erupción

Nadie quiere eliminar el pan para siempre de su alimentación. Pero la buena noticia es que hay innumerables alternativas de pan sin gluten hecho con avena, quinoa, arroz o maíz.

¡Pero cuidado! Muchos productos sin gluten preenvasados son más altos en grasas saturadas, lo que también puede desencadenar un brote.

Mantener un peso corporal saludable ayuda

Aparte de tomar o no ciertos alimentos, un análisis encontró que los niños con sobrepeso u obesos tenían un 24% y 44% más de riesgo de tener piel atópica, respectivamente, en comparación con los niños de peso normal.

Entre los adultos, los individuos con sobrepeso u obesos tenían un 29% y 56% más de riesgo de padecer esta enfermedad, respectivamente, en comparación con los adultos de peso normal.

Por eso, llevar una dieta saludable te va a ayudar siempre, sea en esta condición o en otra.

Suplementos para el alivio de los síntomas del eccema

Aunque se necesita más investigación, una amplia gama de suplementos puede ayudar a reducir los síntomas de la piel atópica, incluyendo:

  • Probióticos
  • Aceite de pescado
  • Vitamina D
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Bromelaína (una enzima derivada de la piña)
  • Flavonoides
  • Aceite de onagra y aceite de borraja
  • Aceite de semilla de espino amarillo (y aceite de pulpa de espino amarillo)
  • Aceite de cáñamo

Asegúrate de discutir con tu médico cualquier suplemento, vitamina o remedio casero antes de probarlo, ya que algunos de estos suplementos pueden tener efectos secundarios peligrosos o interacciones con otros medicamentos, incluyendo la vitamina D (en dosis altas), el aceite de onagra, el aceite de borraja, la bromelina y los probióticos.

Conclusión

No hay cura para la piel atópica, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas y reducir los brotes.

Aunque las pomadas tópicas y los medicamentos orales son eficaces, identificar y evitar los factores desencadenantes que irritan la piel (como ciertos alimentos) también es útil para calmar la picazón, el enrojecimiento y las erupciones.

Identificar los desencadenantes en la dieta requiere paciencia y dedicación, pero vale la pena para controlar ese picor.

Concéntrate en llevar una dieta saludable de alimentos integrales como frutas, verduras, proteínas magras y cantidades moderadas de grasas saludables.

Sin duda, la alimentación a seguir si tienes piel atópica. Aunque siempre es una buena idea consultar a tu dietista antes de hacer grandes cambios en la dieta.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.