Alimentos

Aceite de onagra

aceite onagra

El aceite de onagra se obtiene de la semilla de la planta del mismo nombre. El proceso de obtención se lleva acabo de la misma manera que para obtener aceite de oliva virgen extra, mediante el método de presión en frío. Dicho proceso no obtiene una gran cantidad de aceite de cada semilla, por lo que se necesitan muchas para obtener el aceite, de ahí su elevado precio.

Otro aspecto que hace muy valioso al aceite de onagra es que tiene un alto nivel de ácidos grasos esenciales. Os recordamos que estos ácidos no pueden ser generados por el propio cuerpo, pero que son imprescindibles para su funcionamiento, por lo que es necesario ingerirlos a través de la dieta.

Los componentes principales del aceite de onagra son el ácido gamma-linolénico y el ácido linoleico. La forma de consumirlo es por medio de cápsulas, las cuales incluyen también vitamina E que evita que dichos ácidos se oxiden. Dichas cápsulas se presentan en diferentes formatos y presentaciones.

La dosis a ingerir como siempre será la indicada por el médico o nutricionista que lleve el caso. De cualquier manera se determinará la dosis en base a la condición de cada paciente.

Al aceite de onagra también se le denomina “La planta de la mujer”, ya que son ellas las que obtienen más beneficios de su ingesta.

Beneficios y propiedades del aceite de onagra

El aceite de onagra tiene niveles muy altos de ácidos grasos esenciales poliinsaturados. Entre ellos destacan principalmente el ácido linoleico, que es el que se encuentra en mayor cantidad, y el ácido gamma-linolénico. Estos ácidos se encargan de mantener el equilibro del organismo.

La falta de dichos ácidos en el organismo puede ocasionar diferentes trastornos, como problemas del corazón, la piel, el sistema inmunológico, la circulación sanguínea, el aparato reproductor y el sistema nervioso central. Como podrás ver consumir este tipo de ácidos es imprescindible para mantenerse saludable y en caso de no obtener los mismos a través de una dieta equilibrada, es fundamental ingerirlos en forma de suplementos de aceite de onagra.

Además de todo lo anterior, diferentes estudios cientificos (1,2) aseguran que consumir aceite de onagra tiene los siguientes beneficios:

  • Evita los dolores y demás síntomas del eccema.
  • Evita la sequedad en los ojos y la boca.
  • Ayuda a reducir los trastornos de la próstata.
  • Baja los niveles de colesterol.
  • Reduce la inflamación.
  • Reduce los efectos de la artritis y de la artrosis.
  • Ayuda al sistema inmunológico.
  • Disminuye la actividad en niños hiperactivos.
  • Regula la actividad de los neurotransmisores de sistema nervioso.
  • Ayuda a eliminar el acné.
  • Reduce la caída del cabello.
  • Previene y cura las uñas quebradizas.
  • Reduce los síntomas del síndrome premenstrual, como lo son la falta de ánimo, dolor de cabeza, irritabilidad, cambios de humor, dolores mamarios y retención de líquidos.
  • Hidrata la piel y ayuda a la recuperación de la misma en caso de sufrir alguna herida.
  • Reduce los síntomas de la menopausia, como lo son la resequedad de las mucosas, los sofocos por el color, la retención de líquidos, cambios de humor, entre otros.
  • Reduce la hipertensión arterial gracias a la vasodilatación que genera.
  • Previene problemas cardiacos y vasculares.
  • Reduce los efectos del psoriasis, como el ardor, picazón, dolor, resequedad y demás.
  • Ayuda a combatir la fatiga crónica.
  • Ayuda a combatir el asma.
  • Ayuda a combatir la obesidad.
  • Ayuda a combatir el trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Como puedes ver, los beneficios que tiene el consumo de aceite de onagra son muchos y muy variados, por lo que se recomienda integrarlo en la dieta diaria.

Especialmente si eres mujer, el aceite de onagra es esencial para el bienestar de tu organismo en cualquier etapa de la vida pero sobre todo durante, antes y después del embarazo.

En caso de mujeres de edad avanzada, sobre todo a partir de la menopausia, el aceite de onagra es una gran herramienta para regular los cambios hormonales y reducir síntomas como los sofocos.

Precauciones al consumir aceite de onagra

El aceite de onagra es en general muy beneficioso y no suele provocar ningún tipo de efecto secundario, pero hay situaciones específicas en las que es mejor evitar su consumo para evitar que ciertas condiciones médicas se agraven.

La literatura científica indica que en algunas personas el aceite de onagra puede producir los siguientes efectos secundarios:

  • Coagulación ineficaz: El sangrado aumenta cuando se abusa del aceite de onagra, ya que el proceso de coagulación puede verse afectado si es que se usan fármacos que tengan el mismo efecto. Como siempre, es necesario y recomendable acudir al médico para obtener la orientación adecuada.
  • Durante el embarazo y lactancia: Es posible que existan complicaciones en el embarazo si se consume aceite de onagra en cantidad muy grandes. Lo más recomendable es pedir orientación al médico que lleve el proceso del embarazo, también para la etapa de la lactancia.
  • Problemas del sistema nervioso: Si se usa demasiado aceite de onagra es posible que la epilepsia y cualquier otro desorden perteneciente al sistema nervioso aumente su gravedad o la predisposición a ellos. Lo mismo sucede con los pacientes de esquizofrenia, pudiendo aumentar las convulsiones.
  • Antes de una cirugía: No se recomienda ingerir aceite de onagra, en ninguna presentación ni variante, antes de una cirugía, ya que complica el coagulación. El rango permisivo que se maneja es de un par de semanas antes de la cirugía.

De cualquier forma, lo que siempre se recomienda es tener como respaldo la guía y orientación de un médico certificado o un nutricionista preparado para ello, que determine lo correcto en cada caso y así evitar problemas o complicaciones.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.