Alimentos

¿Cuantas calorías tiene el Aceite de oliva?

aceite oliva

El aceite de oliva es un ingrediente fundamental en la cocina mediterránea, y es un aderezo imprescindible en la gastronomía de países como España, Italia o Grecia. Sus múltiples beneficios para la salud, además de su intenso sabor, ha hecho que cada vez se extienda más su uso y comenzado a utilizarse en el resto del mundo.

El aceite de oliva no es más que zumo de aceituna de diferentes variedades (arbequina, picual, …). Dependiendo de la forma de extraerlo tendremos las diferentes variedades de aceite, virgen extra, virgen, refinado o de orujo. Los expertos siempre recomiendan el consumo de aceite virgen extra, debido a que su extracción mediante prensado mantiene intactas todas sus propiedades.

Gracias a sus multiples y demostradas propiedades beneficiosas para la salud, su consumo se ha disparado y es obligatorio para las personas que desean tener una dieta balanceada y libre de grasas no saludables.

Al tratarse de una grasa muchas personas se muestran preocupadas por la cantidad de calorías que contiene. A continuación te mostramos algunos datos interesantes sobre el aceite de oliva que quizás no conocías.

Calorías del aceite de oliva

Las recetas que incluyen al aceite de oliva como ingrediente comúnmente miden la cantidad a usar en cucharadas. Una cucharada de aceite de oliva representa alrededor de 15 gramos, lo cual contiene 135 calorías.

Sí, el aceite de oliva es muy calórico, pero estas calorías no deben tomarse como algo negativo, ya que se trata de grasas saludables, y su contenido nutricional y beneficios para la salud lo compensan con creces. Nunca es recomendable restringir un alimento solo por su contenido calórico.

Si se necesita medir de otra forma, por cada 100 gramos el aceite de oliva contiene 884 calorías.

Basados en la cantidad de calorías que se deben ingerir al día, y la calidad de grasas que debe consumir una persona, esta cantidad de grasa quedaría cubierta en su totalidad con 5 cucharadas de aceite de oliva. Esto quiere decir que si tomamos 5 comidas al día cada una de ellas debería llevar una cucharada de aceite de oliva.

Propiedades del aceite de oliva

Lo mejor es consumir el aceite de oliva en crudo, ya que es cuando tiene sus nutrientes intactos. Al elevar su temperatura, mediante su uso en fritos u otras preparaciones, se mantiene la cantidad de calorías, pero se van perdiendo los nutrientes.

variedades aceite oliva

Por esto es aconsejable usar el aceite de oliva en recetas como ensaladas, para tostadas, adobar, emulsionar, o vinagretas.

Si se usa para cocinar una proteína (carne o pescado) a la plancha se debe utilizar muy poca cantidad y no por mucho tiempo. El uso de sprays de aceite de oliva es perfecto, ya que utilizaremos únicamente un par de gramos de aceite .

Freír cualquier alimento en aceite de oliva o cualquier otro tipo de aceite no es muy recomendable, ya que estamos añadiendo una cantidad enorme de aceite con un aporte calórico muy elevado y que además al haberse sometido a calor intenso ha perdido buena parte de sus beneficios.

Algo que cabe mencionar es que el aceite de oliva requiere un tratamiento especial para que mantenga sus nutrientes. Para ello sigue estos consejos:

  • Adquirirlo en botellas oscuras, o mantenerlo en una zona oscura, seca y fresca.
  • Aleja la botella del aceite de oliva de fuentes de calor, naturales o artificiales como hornos, microondas, focos, y similares.
  • La tapa de la botella debe estar bien cerrada todo el tiempo. Sin que se meta aire o cualquier tipo de polvo. Esto podría hacer que los nutrientes se pierdan, pero también su sabor se afecte.
  • No compres botellas muy grandes. El aceite de oliva no mejora con el tiempo, sino al contrario. Si han pasado más de 6 semanas desde que lo abriste es probable que su sabor y nutrientes hayas bajado. Es mejor comprar botellas pequeñas y acabarlas pronto.
  • No reutilices botellas de aceite de oliva para envasar más. Los residuos que hayan dentro, además del aire contenido, harán que se afecte el sabor, textura y nutrientes del que viertas dentro.
  • No lo ahúmes. Si al calentarlo llega al punto de sacar humo no solo perderá sabor y nutrientes, sino que la grasa que contiene puede convertirse en dañina.
  • No lo mezcles con otros tipos de aceites o mantequillas.

Importancia de las grasas en el cuerpo

Todo el mundo piensa que las grasas son un enemigo a eliminar de toda dieta, ya que suelen relacionarse con enfermedades, sobrepeso, y demás problemas. Lo cierto es que, pese a que hay grasas malas, también las hay buenas, y que son necesarias para el cuerpo.

Las grasas son utilizadas por el organismo para la creación de las membranas celulares, ayudan a que los nutrientes y vitaminas sean absorbidas correctamente y mantienen la actividad del sistema nervioso central y el balance hormonal. También se utiliza el aceite de oliva para el cuidado del pelo y el cabello, con muy buenos resultados.

El consumo recomendado de grasas al día es del 30% de la ingesta total de calorías, pero ésta cantidad no se debe obtener de cualquiera forma, de lo contrario no sería saludable. Dentro de las maneras que la Organización Mundial de la Salud aconseja para ingerir grasas sanas se encuentra justamente el aceite de oliva, así como los frutos secos y pescados azules.

Con esto debe quedar claro que las grasas necesarias diariamente no pueden ser grasas saturadas, transgénicas o hidrogenadas. Las ideales son las grasas insaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva.

Los beneficios de las grasas del aceite de oliva

Lo maravilloso del aceite de oliva es que el 80% de sus grasas son ácidos grasos insaturados, por lo que son perfectos para el cuerpo, y por lo tanto no es necesario restringir o eliminar su ingesta, como en el caso de otros aceites.

Una particularidad del aceite de oliva es que no afecta el organismo causando problemas arteriales, sino al contrario, ayuda a evitarlos. Esto debido a que no se pega a las paredes arteriales.

Su composición se puede dividir en dos partes principales, siendo éstas pertenecientes a dos tipos de ácidos grasos insaturados.

  • Ácido linoleico: Forma parte del grupo de Omega-6, y tiene un 7,9% de presencia en el aceite de oliva. Su importancia, pese a su poco porcentaje, es que es un ácido graso esencial que el cuerpo no puede generar por sí solo. Obtenerlo con el aceite de oliva es la forma más fácil.
  • Ácido oleico: Pertenece al conjunto de Omega-9, y ocupa el 72,5% en el aceite de oliva. Éste no es un pacido graso esencial, por lo que el cuerpo puede generarlo por su cuenta. Ayuda mucho a reducir el colesterol malo, y por lo tanto prevenir enfermedades cardiovasculares.

Los componentes del aceite de oliva hacen que, aun siendo una grasa, no deba de ser catalogado como un alimento alto en calorías. Por esto es que el aceite de oliva es usado en diversas recetas, principalmente en las mediterráneas, como un aporte saludable y sabroso.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.