Alimentos

Aceite de pescado: qué beneficios tiene

aceite de pescado

El aceite de pescado es una fuente dietética de ácidos grasos omega-3 que son unas sustancias que nuestro cuerpo necesita para muchas funciones, desde la actividad muscular hasta el crecimiento celular o el buen funcionamiento del cerebro.

Los ácidos grasos omega-3 son una parte importante de la nutrición de una persona y contribuyen a la salud básica de todas las células del cuerpo. La mayoría de las personas obtienen suficientes ácidos grasos omega-3 con una buena dieta, comiendo pescado graso 2 ó 3 veces por semana.

Pero hay determinados alimentos que son incompatibles con ciertas personas por algo tan sencillo como su sabor, o incluso en ocasiones por intolerancias alérgicas.

El DHA y el EPA son los componentes más importante de los ácidos grasos omega 3 y están presentes principalmente en los pescados grasos de agua fría, como la caballa, el salmón, el arenque y las sardinas.

En estas circunstancias, para poder acceder a sus beneficios sin tener que consumir pescado, algunas personas pueden recurrir a soluciones alternativas como las píldoras, capsulas, o líquido concentrado.

¿Son seguros los comprimidos de aceite de pescado?

Si se siguen las dosis recomendadas los suplementos de aceite de pescado se consideran seguros.

Sin embargo, los suplementos de aceite de pescado pueden causar es dosis altas, regusto a pescado, mal aliento, problemas digestivos, náuseas o heces sueltas, entre otros.

No está claro si las personas alérgicas al pescado o al marisco pueden tomar aceite de pescado sin tener efectos secundarios.

Esta sustancia, que se vende en forma de cápsulas, se recomienda como suplemento para las comidas, aunque también se insiste en que no puede ser un completo sustituto del pescado.

¿Por qué se recomienda el consumo de este aceite?

La respuesta es sencilla: por los beneficios que consigue en nuestro organismo. Si bien es cierto que hay diferentes tipos de pescados que, combinados, pueden provocar este mismo impacto positivo en nuestro cuerpo, el recurrir a este complemento es una muy buena idea si se quieren condensar todas las propiedades beneficiosas de esas especies en un mismo producto.

¿Quieres saber más? En ese caso, vamos a seguir explicándote todos los beneficios que el aceite de pescado provoca en nuestra salud. Así podrás comprobar de primera mano por qué hay tantos nutricionistas e incluso médicos recomendando su consumo.

Los beneficios para la salud del aceite de pescado omega 3

La variada composición del aceite de pescado, así como su origen y su naturaleza, hace que sea una sustancia bastante interesante por los respaldos científicos que la avalan. Son muchas bondades las que tiene sobre nuestro organismo, tantas, que vamos a centrarnos en las más importantes. Estos son los beneficios para la salud más destacados del aceite de pescado:

Cuida tu corazón

En nuestro cuerpo, no hay nada tan importante como el corazón. Este órgano, que es prácticamente el núcleo de nuestro organismo, puede gozar de una mejor salud si tomamos aceite de pescado con regularidad. ¿El motivo?, la capacidad de este para reducir tanto el colesterol malo como los índices de lípidos en nuestro organismo.

Del mismo modo, lo que este aceite consigue es una buena regulación del ritmo cardíaco y la desinflamación de las arterias, a la vez que elimina las obstrucciones que pudiera haber en estas por culpa del colesterol. Es el mejor amigo que puede tener nuestro corazón.

Según un artículo en el British Journal of Clinical Pharmacology, la investigación ha demostrado que el DHA y la EPA reducen el proceso de inflamación, que tiene vínculos con varias enfermedades cardiovasculares.

Mejora la salud de tu cerebro

Hay varios estudios que han confirmado que el consumo periódico de aceite de pescado provoca un gran equilibrio en las tareas que llevan a cabo tanto la serotonina como la dopamina. Estas dos hormonas, que se encargan de regular el comportamiento de nuestro cerebro, funcionan mejor que nunca gracias a las propiedades de este aceite.

¿En qué se traduce esto? En primer lugar, la reducción de episodios de depresión; en segundo, pero no menos importante, en el combate a las enfermedades neurodegenerativas más importantes, como son el Alzheimer o el Parkinson.

Ayuda a combatir la alergia

Cabe resaltar, en primer lugar, que nos referimos a la alergia de temporada, no a la intolerancia a determinados alimentos o sustancias. El motivo de que este aceite ayude a combatir esta clase de alergias es que es capaz de reducir la hinchazón nasal gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

De hecho, también ayuda considerablemente el hecho de que fortalezca el sistema inmunitario, lo que permite a este actuar con mayor eficacia frente a cualquier patógeno que se encargue de provocar las alergias que llegan con los cambios de estaciones como el que se produce al llegar la primavera.

Alivia la artritis reumatoide

El aceite de pescado no solo ayuda a reducir la inflamación nasal, se dice que los ácidos grasos que contiene son muy buenos como antiinflamatorios a nivel general en nuestro organismo. Gracias a esto, aquellas personas que sufran rigidez articular pueden notar un mayor alivio.

La artrosis o la artritis pueden ser menos dolorosas si se consume este tipo de aceite, de hecho, incluso en aquellas personas que no las padezcan, también puede resultar útil para evitar esos dolores que aparecen al adquirir una mala postura o al forzar el cuerpo a la hora de coger algo que se encuentra lejos.

Previene el cáncer

La prevención del cáncer es uno de los beneficios más importantes y destacados del aceite de pescado, de hecho, es lo que hace que muchos especialistas recomienden su consumo. El detonante de esta capacidad proviene de la alta presencia de ácidos grasos poliinsaturados que hay en él, ya que estos hacen que las células malignas no puedan desarrollarse y, por lo tanto, generar tumores.

Fortalece tus huesos

Por extraño que parezca, el consumo de aceite de pescado también afecta a nuestros huesos, de hecho, hace que las personas que sufran osteoporosis puedan notar una regeneración de sus huesos propiciada por la recuperación del calcio en los niveles adecuados.

El déficit de este mineral, que provoca la pérdida de masa ósea, es el principal indicativo de la osteoporosis. No obstante, gracias a este aceite, este problema se puede erradicar casi por completo. Numerosos estudios han comprobado los efectos positivos que tiene sobre nuestra estructura ósea, algo que tiene en común con otras muchas grasas de origen animal.

Alivia los problemas oculares

Hemos hablado ya de los ácidos grasos que hay en el aceite de pescado, pero no hemos concretado cuáles contiene. La presencia del Omega 3 en él trae consigo muchos efectos positivos, de los que ya hemos visto varios muy importantes, pero hay otro que es también bastante interesante: el cuidado de nuestra salud ocular.

Este ácido tiene una influencia realmente positiva sobre aquellas personas que padezcan cataratas, de hecho, puede llegar a revertirlas en los casos menos agudos gracias a sus propiedades. Los médicos suelen recomendar el consumo de aceite de pescado en pacientes que empiecen a padecer los síntomas de este problema de ojos.

Como has podido comprobar, es una sustancia que se vende en píldoras y que puede ser bastante beneficiosa para tu salud. No obstante, debemos recordar que tomar aceite de pescado con cierta asiduidad no libra de introducir pescado en la dieta que se siga. Es un alimento absolutamente imprescindible.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.