Alimentos

Aceite de coco, uso y beneficios

aceite de coco

Todos conocemos el coco, esa fruta tan refrescante, y más en un ambiente tropical. Pero de esta fruta se pueden obtener muchos más derivados, y el aceite de coco es quizá el número uno en la lista, por sus grandes propiedades nutritivas.

Este aceite también es conocido como manteca de coco, y contiene casi 90% de grasas saturadas, es decir grasa saludable, pero con muchos nutrientes que lo hacen versátil en su uso y muy eficaz.

Tiene la capacidad de resistir la oxidación y es muy usado en países asiáticos, como Malasia, Filipinas y Tailandia, aunque cada vez tiene mayor presencia en el resto del mundo. Es un producto muy de moda en europa y es cada vez mas fácil verlo en las estanterías de los supermercados.

Propiedades y Beneficios del aceite de coco

El aceite de coco tiene propiedades nutricionales y estructurales que lo hacen muy recomendable para usarse de múltiples formas.

Si estás pensando en adquirirlo para incluirlo en tu dieta diaria, animate a comprarlo, puesto que la gama de beneficios es enorme y muy variada. Los más importantes os los mostramos a continuación.

Sistema inmunológico fortalecido

Ingerirlo, de forma directa o como parte de alguna otra receta o cocinar con él, es una manera de ayudar a que el sistema inmunológico se mantenga fuerte. Recomendable en invierno o en personas que sufren de alergias o debilidad por alguna enfermedad.

Hidratación en la piel

Dejando de lado el aspecto estético, usar aceite de coco es recomendable para untarse en la piel y mantenerla humectada en personas que sufran de diabetes, ya que esto previene heridas por sequedad. Además, aumenta los lípidos en la piel, trabajando por mejorarla de forma constante.

Metabolismo acelerado

Algo que cualquiera que busque bajar de peso quiere es que el metabolismo suba de ritmo, y con el aceite de coco se puede lograr. Además, hace que la tiroides tenga un mejor funcionamiento, y también genera que la energía del cuerpo se estimule.

Con todo lo anterior, el aceite de coco es ideal para cualquier persona que practique deportes y busque perder grasa corporal.

Favorece la absorción de nutrientes

Las propiedades del aceite de coco hacen que el organismo sea más receptivo con nutrientes como el magnesio y el calcio, que van directamente relacionados con el bienestar de los huesos, dietes, cartílagos, y otras zonas del cuerpo.

Elimina bacterias

Tiene propiedades antimicrobianas, las cuales son eficientes en su labor de eliminar microbios y bacterias, principalmente en la boca. Esto mantiene saludable las encías, dientes y lengua, y genera un buen aliento.

Regula el colesterol

El aceite de coco tiene la capacidad natural de reducir la cantidad de triglicéridos en el organismo, haciendo que el nivel de colesterol baje. Esto es perfecto para quienes sufren de sobre peso, o buscan bajarlo.

Además, con esto se previenen enfermedades cardiovasculares, se mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de las células.

Combate infecciones

El aceite de coco contiene ácidos cáprico, caprílico, láurico y un alto nivel de polifenoles, por lo que es muy eficaz para combatir infecciones. Sus propiedades antivirales pueden servir de mucha ayuda cuando se sufre alguna enfermedad viral.

En específico, es muy recomendable de usar cuando se tiene gastritis, úlceras e incluso cáncer de estómago, puesto que combate de forma directa la bacteria Helicobacter pylori.

Ayuda a desinflamar

Sus capacidades para lidiar con el dolor, sarpullido, fiebre, y demás consecuencias de la irritación, hace que la inflamación causada por éstos se elimine.

Fuente de energía

Si necesitas energía extra para la escuela, el trabajo, o hacer alguna rutina de ejercicios, puedes agregar un poco de aceite de coco en tu bebida. No modificará el sabor, pero sí aumentará su potencia energética.

Apoyo contra el Alzheimer

Aunque no se ha comprobado por completo, hay estudios universitarios que señalan al aceite de coco como una fuente de ayuda para aliviar las consecuencias del Alzheimer. Si bien no se pretende decir que lo cura, sí que se ha mostrado una reducción en los padecimientos en los pacientes tratados con una dieta rica en este tipo de aceite.

Usos del aceite de coco

El aceite de coco tiene diferentes usos, y el principal de ellos es para cocinar, con un nivel saludable comparable con el aceite de oliva.

Al comprarlo debes poner atención en lo que dice la etiqueta. Es común que en la parte frontal te den a entender que se trata del mejor del mundo, pero lo mejor es leer la parte trasera donde se compruebe si en verdad se trata de aceite de coco virgen. Éste es el que tiene mejores propiedades y debes adquirir.

Si es refinado perderá muchos nutrientes, y con esto los beneficios que tanta ayuda hacen a nuestro organismo.

Para cocinar es recomendable usarlo para verduras e incluso proteínas. El resultado será muy saludable ya que se quema solo hasta llegar a 180 °C. Esto debido a que su estado natural es sólido, y se vuelve líquido pasando los 24 °C. Por eso hay gente que lo prefiere al aceite de oliva para cocinar, ya que se evita ingerir aceite quemado.

De esta forma permite cocinar alimentos variados sin que se pierdan las propiedades del aceite por elevar la temperatura.

Además de para cocinar con él, el aceite de coco sirve de otras maneras, integrándolo a recetas para mejorar su sabor o sus nutrientes. Los ejemplos más aconsejables son:

  • Hidratar mezclas de puré. Puedes hacer que los purés sean más livianos sin modificar su sabor, además de agregar más nutrientes con ello.
  • Como un aderezo sencillo, o la base de éstos, en ensaladas, tanto de vegetales como de frutas.
  • Para untar en panes, tostadas, galletas, y demás similares. Da un sabor agradable, vuelve más liviano el alimento, y añade propiedades nutricionales extra.
  • En sopas es muy bueno agregar un poco de aceite de coco para espesarlas.
  • Como endulzante en infusiones o café. Incluso en preparados de agua con alguna otra fruta.

Como puedes ver, las formas de uso del aceite de coco son muy variadas, y pueden incluso aumentar si usas un poco de imaginación o creatividad, puesto que se trata de un ingrediente muy versátil, tanto en aplicaciones de su ligero sabor como en su textura.

También te puede interesar

Consigue tu análisis nutricional gratuito y comienza tu cambio de vida.